Después de lanzar el nuevo Nissan Qashqai (que probamos) y conocer el nuevo Nissan X-Trail (que se lanzará este mismo verano), la marca nipona cierra el círculo de su gama SUV presentando la tercera generación del Nissan Murano, que ha desvelado en el pasado Salón de Nueva York. Será el sustituto del gran todocamino de la marca, en venta desde 2011.

El nuevo Murano se lanzará en 2015 y se distancia a simple vista del actual Nissan Murano. Su imagen copia las guías maestras y detalles que la marca anunció en el Nissan Resonance concept que presentó en Detroit este mismo año, simplemente adaptándolos al nuevo volumen de carrocería, en esta la versión de producción. El salto es tan grande que supone una apuesta muy atractiva y diferenciadora, de igual forma que el Murano de 2003 original llamó la atención cuando llegó al mercado, por su cautivadora línea.

Nissan Murano 2015 03El lateral está salpicado por los abombamientos de los pasos de rueda y los diferentes pliegues de la carrocería, que dispone de un baile de líneas dibujando una carrocería muy personal y muy alejada del Qashqai o el X-Trail, sobre todo en la zona del montante trasero, donde se desdibuja el montante en relación con el techo, solución que al marca denomina “techo flotante”.

El Nissan Murano continuará con un enfoque más elevado que sus dos hermanos, muy orientado a las ventas en Estados Unidos. Será precisamente allí, en la fábrica que Nissan tienen en Mississipi, desde donde se fabrique para todo el mundo.

Nissan Murano 2015 02Los rasgos fundamentales, como en el concept, continúan fieles al ADN de la marca, con elementos ya vistos en otros modelos de la firma, como los pilotos en forma de boomerang, que toma del Nissan 370Z. Hay enormes mejoras en el apartado del peso (mucho más ligero) y es también más aerodinámico, por lo que descenderán sus consumos.

Además de conquistar a los clientes potenciales con un diseño atrevido y un aire premium, el nuevo Nissan Murano aporta calidad interior y numeroso equipamiento tecnológico. En el interior, una pantalla de 8 pulgadas permite liberar de botones el salpicardo y en el cuadro de mandos, una segunda pantalla, esta de siete pulgadas, domina la vista a través del volante de cuero.

Nissan Murano 2015 interior 02Entre otros sistemas y ayudas a la conducción que anuncia el fabricante, el futuro Nissan Murano contará con un sistema de tres radares para el ángulo muerto (Blind Spot Warning), anticipación frente a choque frontal (Predictive Forward Collision), frenada de emergencia (Forward Emergency Braking), control de crucero adaptativo (Intelligent Cruise Control) y radar trasero (Cross Traffic Alert). No faltarán las cámaras con visión de 360 grados o la detección de objetos en movimiento.

No solamente se podrá disfrutar del confort en las plazas delanteras. Las dos plazas laterales traseras tendrán asientos Zero Gravity (climatizados y calefactados, como las delanteras del Qashqai) y podrán tener conexión USB. Otros elementos incluidos son volante con calefacción, memoria para las posiciones del volante, asiento del conductor y los retrovisores, asientos traseros plegables electrónicamente.

Nissan Murano 2015 interior 06En cuanto a la oferta mecánica, la versión para el mercado americano conocida en Nueva York dispondrá tan solo un motor, un bloque de seis cilindros en V de 3.5 litros con 260 CV, acoplado a una transmisión de variador continuo Xtronic automática. La tracción podrá ser delantera o integral.

A pesar de que los SUV más grandes en Europa están convirtiéndose en un segmento cada vez más exclusivo de las marcas premium, imaginamos que el nuevo Nissan Murano acabará llegando a los mercados del Viejo Continente. Lógicamente, con algún motor más frugal y, por supuesto, con variantes diésel. Aquí se venderán muchos más Qashqai y X-Trail, (el Murano nunca ha tenido mucho éxito en Europa), pero sin duda es un modelo interesante para quienes busquen un SUV grande y bien equipado, si el precio no es disparatado, claro.

Fuente: Nissan
Galería de fotos:

Ver galeria (15 fotos)

 

1 COMENTARIO

Deja una respuesta