El Nissan Qashqai 2017 llega al Salón de Ginebra con un lavado de cara para mejorar algunos aspectos de este modelo que fue uno de los primeros en explotar el segmento SUV. No hay que olvidar que este modelo tiene gran importancia en nuestro país, donde se han vendido más de 214.000 unidades en los últimos diez años. Las modificaciones son principalmente a su imagen exterior, calidad y tecnología del interior y algo de conducción autónoma.

A nivel estético los cambios son patentes, sobre todo en su frontal. Aquí se adopta la nueva parrilla V-Motion, además de nuevos paragolpes y capó. Las ópticas delanteras también cambian y reciben una luz diurna LED que rodean los faros por la parte superior y tienen forma de ‘boomerang’. En la zaga los cambios son menores y se centran en unos pilotos traseros efectos 3D. Por otro lado la paleta de colores se amplía añadiendo el Vivid Blue de las imágenes y el Chestnut Bronze.

En el habitáculo del nuevo Nissan Qashqai se emplean materiales de mejor calidad y se añade tecnología para mantenerlo actualizado respecto al anterior. Se mejora la interfaz del sistema multimedia NissanConnect, hay un nuevo volante deportivo achatado y multifunción, y asientos tapizados en cuero Nappa para el acabado Tekna+. También se puede escoger opcionalmente un nuevo sistema de sonido Bose con siete altavoces.

Recibe las nuevas tecnologías de la Movilidad Inteligente Nissan, lo que significa incorporar por primera vez el sistema ProPilot. Gracias a él es capaz de controlar la dirección, aceleración y frenada del vehículo en autopista. Se combina con el sistema anti-colisión frontal, que ahora cuenta con detección de peatones. También aparece el sistema de aviso de tráfico trasero, detector de fatiga, asistente al aparcamiento o cámara de 360º.

Fuente – Nissan

Galería de fotos:

Ver galeria (36 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta