Ayer comenzó a aparecer el rumor y, en apenas 24 horas, se ha confirmado. Nissan se convierte en el accionista mayoritario de Mitsubishi Motors, después de anunciar la compra de una participación del 34% de su capital por cerca de 2.000 millones de euros, lo que reforzará además la alianza entre estos dos grupos japoneses de automoción.

Según los términos del acuerdo, Nissan comprará 506,6 millones de acciones de nueva emisión de Mitsubishi por 468,52 yenes cada una (3,77 euros), lo que le permitirá convertirse en el principal accionista de la corporación, según informa la firma nipona.

Se trata, sin duda alguna de un salvavidas para Mitsubishi en un momento realmente duro, tras confirmarse que, desde 1991, manipula emisiones de sus coches (realizándolas con ciclos de homologación antiguos), un caso que se descubrió hace unas semanas y afectaba a pequeños Kei Cars de la marca y de Nissan que empleaban sus motorizaciones de gasolina.

Mitsubishi Japon

La compañía trabaja en un plan para indemnizar a los afectados pero tendrá que enfrentarse, sin duda alguna, a fuertes multas en Japón, donde los automovilistas cuentan con exenciones fiscales por emplear estos vehículos más eficientes. Justo tras el anuncio de la compra por parte de Nissan, las acciones de Mitsubishi subieron un 16% en la Bolsa de Japón (había caído un 43% desde el 19 de abril), al tiempo que la cotización de Nissan retrocedía ligeramente (un 1,5%).

El consejero ejecutivo y presidente de Nissan, Carlos Ghosn, explicó que, al materializarse, “todos ganarán, tanto Nissan como Mitsubishi Motors”. “Permitirá crear una nueva y dinámica fuerza dentro de la industria de la automoción”. Por su parte, el presidente del consejo de Mitsubishi Motors y consejero delegado de la compañía, Osamu Masuko, aseguró que el acuerdo creará “el valor a largo plazo necesario para que las dos compañías avancen hacia el futuro. Alcanzaremos valor a largo plazo mediante la profundización en nuestra alianza estratégica, lo que incluye el reparto de nuestros recursos“.

Sin duda, dos segmentos que podrían verse impulsados tras este acuerdo son el de los coches eléctricos y los SUV, ya que ambas compañías tienen experiencia en ellos, con productos como el Nissan Leaf (ver prueba) o el Outlander PHEV (ver prueba). Parece que la concentración de empresas japonesas va poco a poco convirtiéndose en tendendia, tras la alianza que firmaron Toyota y Mazda el pasado año, si bien no debemos olvidar que Nissan tiene un acuerdo global con Renault.

Fuente: Nissan, Mitsubishi

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta