Los chicos de Fury habrían matado -más aún- por obtener una visión de 360 grados desde dentro de su histórico tanque. Elbit Systems ha desarrollado un sistema que hace que la estructura de los tanques se vuelva invisible desde dentro.

Y para ello ha creado el Iron Vision Helmet-Mounted System (HMS), un casco que provee a los tripulantes y comandantes de una vista panorámica en tiempo real, a color y en alta definición del campo de batalla a través de sensores, día y noche.

elbit-ironvision

La idea es que si eres el primero en ver, eres el primero en identificar y por lo tanto en reaccionar. Además con este casco se evita que los tripulantes sean un blanco para el enemigo al no tener que salir del tanque para ver qué ocurre en el campo de batalla, y reduce la visión a través del clásico periscopio en cosa del pasado. Para el que lo conduce, facilita las maniobras.

Originalmente desarrollado para aviones y helicópteros, este dispositivo permite manejar fácilmente todos los dispositivos del vehículo. Parece un casco pesado, pero está diseñado para ser ligero y compacto. Cuenta con una tecnología de seguimiento a posibles amenazas y objetivos, y los sigue con sólo un vistazo del comandante.

Con una tecnología así, no nos imaginamos como hubieran sido las cruentas batallas durante la Segunda Guerra Mundial. Quizá aquel todopoderoso Tiger 131 contra el que lucharon los tripulantes del Fury habría perdido su supremacía ante semejante avance.

Vía: New Atlas
Imagen destacada: Sony/Columbia Pictures

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta