El Porsche Panamera 2017 ha sido una de las últimas novedades de la marca de Stuttgart. La segunda generación de esta berlina de lujo se mostraba más deportiva y tecnológica que nunca gracias a una serie de importantes actualizaciones. Aunque hoy no vamos a hablar de sus novedades, sino de lo que han hecho con una unidad. Este Porsche Panamera que veis en las imágenes ha sido literalmente cortado por los bomberos.

La parte positiva es que no se trata de un accidente ni de un rescate de emergencia, sino de unas prácticas llevadas a cabo por los bomberos de Nuremberg (Alemania). El Panamera tampoco era un modelo normal, sino una unidad de pre-producción que había sido donada por Porsche. A veces estos ejemplares que son como prototipos terminan en el desguace al no poder ser vendidos, así que este por lo menos habrá ayudado a una buena causa.

Porsche Panamera bomberos alemanes

En algunos accidentes la carrocería de los vehículos queda deformada, atrapando a los pasajeros en el interior. Para estas situaciones se preparan los bomberos, para abrir cualquier coche como si fuera una lata de sardinas gracias a sus cizallas y otras herramientas. Como se aprecia en las fotos, uno de los procedimientos habituales es cortar directamente el pilar B para deshacerse de las puertas y que haya mayor espacio para salir del habitáculo.

Aunque pueda parecer fácil, no siempre lo es. Por eso muchos fabricantes incluyen en sus automóviles las ‘hojas de rescate‘, una especie de guías muy útiles en caso de accidente que le sirven a los bomberos para saber donde están algunos elementos de riesgo como el depósito de combustible o la batería. Nos alegramos de que este Porsche Panamera haya servido de ayuda, pero aún así duele bastante ver como cortan sin piedad un coche cuyo precio supera los 100.000 euros.

Fuente – Porsche

Galería de fotos:

Ver galeria (11 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta