Hace ahora seis meses que, con motivo del Salón de Ginebra, Bogward anunciaba que regresaría al mercado y que volvería con algo visible en Frankfurt. ¿Pero qué podríamos esperar de una marca alemana desaparecida hace medio siglo, que el nieto del fundador pretendía resucitar con un enfoque premium? Muchos esperábamos un prototipo, una especie de globo sonda para ver las reacciones de la gente y así barajar qué camino tomar. Pero van en serio. Muy en serio. Y la muestra es este Borgward BX7.

Porque después de 54 años desaparecida, que el sueño del nieto del fundador de la compañía se concrete en un SUV grande tan consisteste, con un enfoque premium, es desde luego digna de alabanza.

Borgwards BX7 Concept 2015 03

El Borgward BX7 tiene el mismo tamaño y forma que un Audi Q5, salvo por la parrilla que recuerda inequívocamente a un Buick. Y ojo, que cuenta con una tecnología muy similar, un motor de 2.0 litros turbo de cuatro cilindros bajo el capó con más de 200 CV de potencia, tracción total, cambio de doble embrague de 7 velocidades… Y es solamente el principio, ya que la idea es fabricar también un modelo híbrido enchufable, con con 401 CV de potencia conjunta y 50 km de autonomía eléctrica.

En CarScoops señalan que el Borgward BX7 tendrá una cámara de visión de 360 grados, una pantalla de 12,3 pulgadas y Wi-Fi a bordo. En el apartado de seguridad también va muy bien servido, pues cuenta con detección de peatones, frenada de emergencia, control de crucero adaptativo… Y anuncian un precio por debajo de los 30.000 euros! Las ventas comenzarán primero en Alemania, China y Oriente Medio, para continuar luego en el resto del mundo.Borgwards BX7 Concept 2015 05

¿Pero de dónde sale toda esta tecnología y capacidad? La firma cuenta con su sede central en Stuttgart, lo que da una pista, e indican que habrá instalaciones de ensamblado en varios países (con parte de la producción en China). Y es que Aunque su diseño y su sede son claramente alemanes, es una marca que revive gracias a la inyección de capital de Foton, fabricante de camiones chino que tiene una alianza con Daimler, aunque también coquetean con la fabricación de crossover. Resulta que Foton es propiedad del principal fabricante chino BAIC, que fabrica también SUV (muy parecidos a los de Audi).

La marca aún no lo ha concretado, pero podría que las piezas pasen de Mercedes a Borgward (ambos con sede en Stuttgart)… y no parece que por ahora haya ofertas para conseguir piezas del Grupo Volkswagen (de Audi o Porsche) para el Borgward BX7. Las similitudes con el Audi Q5, no obstante, están ahí… ¿Llegan las copias chinas a Europa, con sello alemán? Esperaremos a conocer más detalles, pero se trata de un coche, a priori, interesante.

Fuente: Borgward, Carscoops

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta