Era algo previsible y completamente lógico que la marca de la estrella quisiera perpetuar el espíritu de uno de sus míticos modelos, el “alas de gaviota”. Y no sólo se ha quedado para este fin en el magnífico deportivo Mercedes SLS AMG, sino que también ha extendido esta tendencia al nuevo SL -con un diseño que mezcla perfectamente lo tradicional con lo último de la tecnología-, que se ha presentado en el Salón de Detroit.

Para empezar, el SL ha adelgazado 110 kilos (hasta 140 dependiendo de la versión). Y todo ello merced a una carrocería construida esencialmente en aluminio, un logro más en la “culata” de Mercedes. Con ello consigue más rigidez, seguridad y confortabilidad. Hay que destacar también en su exterior detalles como los grupos ópticos al estilo R107 y su enorme boca. El techo es de magnesio y retráctil, y emplea 20 segundos en abrirse y cerrarse.

El diseño exterior no ha sido pensado únicamente desde el punto de vista estético, sino que cumple una función aerodinámica sin precedentes en el segmento de los roadsters de lujo: tan sólo tiene un Cx de 0,27 en el SL 350. Al llevar el techo duro, una de las prioridades de los diseñadores ha sido que el ruido del viento sea mínimo, mejorar la experiencia de conducción cuando vayamos descapotados y un detalle de esos que gustan mucho, las ventanillas traseras han sido pensadas para ensuciar lo mínimo posible.

El nuevo  SL incorpora dos configuraciones de suspensión, utilizando el sistema de control de suspensión de agilidad y el sistema activo de regulacion de amortiguación Active Body Control (ABC).  Incluye igualmente el sistema start&stop, y caja de cambios automatica 7G-tronic.  Entre los sistemas de seguridad también cuenta con un asistente de atención cuando ve que el conductor se está durmiendo.

En el interior, el equipo de sonido FrontBass  va colocado en la zona de los pies del conductor y acompañante sobre el chasis, y no en las puertas como lo llevaba antes, para aprovechar así mejor  la acústica de la nueva estructura de aluminio. Además, los limpiaparabrisas Magic Vision Control expulsan el líquido limpiador por pequeñas perforaciones en las escobillas, para no salpicar a los ocupantes -confort al máximo- y cuentan con un sistema de calefacción para descongelar restos de nieve rápidamente. El maletero tiene un sistema integrado de apertura que abre la tapa al pasar el pie por debajo del paragolpe trasero.

Motores

Las alternativas mecánicas son dos: una con ocho cilindros en V y otra con seis. El SL 500 homologa 435 CV de potencia (un 12% más que su predecesor) y ha logrado reducir su consumo hasta en un 22%. El par motor es de 700 Nm (+170 Nm). Por su parte, el V6 del SL 350 alcanza los 306 CV (los mismos que el SL 500 V8 original de 2001) y un par máximo de 370 Nm. Su consumo homologado es muyprudente , apenas 6,8 litros/100 kilómetros (un ahorro del 30% respecto a su predecesor).
Todas las mecánicas estarán equipadas con el sistema de parada y arranque automáticos y cambio automático 7G-Tronic. También dispondrán opcionalmente de un sistema de regulación semiactiva de los amortiguadores denominado Active Body Control (ABC).

Existe también una edición especial denominada Edition 1 y que incluirá:
Techo panorámico variable
Kit estético AMG
Suspensión deportiva
Llantas AMG de 19 pulgadas
Tapicería de cuero napa con costuras en contraste
AIRSCARF
Asientos con calefacción
Paravientos de accionamiento eléctrico
Iluminación ambiental
Equipo de sonido envolvente Harman / Kardon

Para terminar, te indicamos los precios: para el  SL 350 306 CV: 104.500 euros, mientras que para el SL 500 de 435 CV, 135.000 euros.

Galería de fotos del Mercedes SL 2012:

Ver galeria (34 fotos)

3 COMENTARIOS

Deja una respuesta