Será en el Salón de Frankfurt 2013 cuando la marca alemana presente el nuevo Opel Insignia Country Tourer, el sustituto del actual Insignia Cross Four, al que le han dado un aire mucho más campero. Opel aprovecha la reciente renovación del Insignia en sus otras tres carrocerías para completar la gama.

Opel no es ajena a los gustos del mercado y apuesta por darle a este Insignia un aire mucho más SUV, con una mayor distancia al suelo (20 mm más que en toros Insignia) y distintivos elementos de la carrocería, que incluyen protecciones en los bajos, delante y detrás, combinados con marcados pasos de rueda y revestimiento más bajo en la carrocería, completado con una doble salida del escape en el motor más potente.

opel-insignia-country-tourer-2013-01

Otros detalles diferenciadores están en parrilla de Opel, con el diseño habitual, pero más ancha y más baja, con el logo de la marca integrado en la barra superior. Bajo el compartimento del motor hay un panel protector, en plata brillante, que se repite en la parte trasera. Para los bajos de los laterales han elegido un revestimiento en color antracita, que también hacen los pasos de rueda más pronunciados, dándole un aspecto más ancho. Los faros, que integran luces LED, también son algo distintos, pues son tintados e incluyen algunos cromados.

Pero el Opel Insignia Country Tourer va más allá de la estética, ya que incluye el sistema tracción integral con entrega variable de par motor, para asegurar el agarre. Su embrague Haldex, y un diferencial autoblocante asegura una gran tracción tanto en firmes pavimentados como sin pavimentar. Reparte el par motor de 0 a 100% entre el eje delantero y trasero, así como entre ambas ruedas traseras… incluso antes de que una rueda comience a patinar por falta de tracción.

opel-insignia-country-tourer-2013-06

Ver galeria (7 fotos)

Los sensores del sistema 4×4 infoman sobre la inclinación, aceleración, el ángulo de la dirección, velocidad de las ruedas, posición del pedal del acelerador, el régimen de giro del motor… y de este modo el embrague que controla la distribución de tracción envía más par al eje trasero si es necesario. El diferencial autoblocante trasero controlado electrónicamente (eLSD) es el encargado de controlar la distribución de par entre las ruedas traseras. Y para ahorrar combustible, el sistema regresa a tracción delantera si detecta que no son necesarias intervenciones adaptativas.

Opel ya ha informado de que, en España el Opel Insignia Country Tourer unido a dos potentes turbo diésel de inyección directa de dos litros:

  • 2.0 BiTurbo CDTI con 195 CV/143 kW ofrece hasta 400 Nm de par máximo. Su sistema de turbocompresor secuencial de dos fases ofrece una respuesta inmediata al acelerador. Viene de serie con una caja de cambios automática de seis velocidades.
  • 2.0 CDTI de 163 CV/120 kW tiene 350 Nm de par, que pueden incrementarse por cortos espacios de tiempo hasta los 380 Nm gracias a la función overboost. Se asocia a una caja de cambios manual de seis velocidades.

Fuente: Opel

1 COMENTARIO

Deja una respuesta