En un informe publicado recientemente por la Organización de los Consumidores y Usuarios (OCU) nos advierten que el consumo anunciado por los fabricantes de vehículos no tiene nada que ver con el consumo real. Han analizado más de 500 coches y han llegado a la conclusión de que de media el consumo efectivo en autopista a 130 km/h es un 51% mayor del que las marcas anuncian como extraurbano.

La OCU defiende que se haga todo lo necesario para continuar la mejora en consumo energético de carburante y que las pruebas para medir este consumo estén actualizadas. Esta prueba, denominada NEDC (New European Driving Cycle), determina el consumo urbano, extraurbano y mixto, y lleva sin actualizarse desde el año 1997.

surtidor gasolina

OCU habla de resultados poco realistas y alejados de la realidad, puesto que la conducción realizada en la prueba poco tiene que ver con la que se hace en la vida real, también tendrían que tener en cuenta que desde 1997 nuestros hábitos de conducción y las normas de circulación han cambiado mucho. Como vimos hace un tiempo, para realizar la prueba se apagan todos los accesorios del vehículo, se utilizan lubricantes especiales, neumáticos de baja fricción, sellan las zonas de carrocería para mejorar la aerodinámica… es decir, el modelo que emplean los fabricantes en estas pruebas está preparado para optimizar al máximo el consumo.

Esto no quiere decir que el consumo publicitado sea mentira, ya que es el conseguido en esas pruebas. A pesar de que no debemos fijarnos en él a la hora calcular el consumo real de nuestro coche, sí podemos usarlo para comparar los consumos entre marcas, puesto que todas hacen la misma prueba en las mismas condiciones.

Está prevista la sustitución de la prueba por el nuevo test WLTC en 2017, algo que no gusta mucho a los fabricantes, lo que puede provocar un retraso en la implementación de la nueva prueba.

Fuente: OCU

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta