Opel presume de apostar por las novedosas soluciones tecnológicas, que tienen como objetivo mejorar la eficiencia de sus vehículos. En este caso se trata de un moderno sistema de deflectores activos, una parrilla frontal activa situadas en las entradas de aire frontales de la carrocería que permiten una alta eficiencia en condiciones normales de conducción, haciendo los coches más aerodinámicos.

Según afirma Michael Ableson, el portavoz del Consejo de Dirección de Adam Opel AG y vicepresidente de Ingeniería de vehículos de General Motors Europe, el foco de atención se ha centrado en mejorar el deflector aerodinámico situado en las entradas de aire frontales, aumentando la eficiencia energética. Para que te hagas una idea y sitúes el tema, este sistema viene a ser como una especie de trampillas situada en las entradas de aire frontales (capó, paragolpes y parrilla). De este modo se abre o se cierra en función de la refrigeración que requiera el motor, es decir, depende de la temperatura del refrigerante del radiador en última instancia.

Cuando estas trampillas se cierran, mejoran en gran medida la aerodinámica de la carrocería, redirigiendo los flujos de aire hacia sus laterales, lo que permite una fluidez más ligera y eficiente. Por supuesto, depende de las condiciones climatológicas. Si estas propician el enfriamiento del vehículo, el consumo será menor. En verano, con una circulación urbana en pleno verano, seguramente la eficiencia aerodinámica será menor, pues necesita tener abiertas las entradas de aire.

Opel-Shutter-293186Sin embargo, esto no es una novedad actual. Mientras que el resto de marcas siguen utilizando las entradas de aire sin deflectores, Opel ya equipó el Opel Astra ecoFLEX con un deflector aerodinámico parcialmente activo. Gracias a esta equipación, La marca alemana logró reducir las emisiones de CO2 hasta los 99 gr/km. Cuando vieron los resultados de estas modificaciones, decidieron equipar esta tecnología a el Opel Insignia y el Opel Zafira Tourer.

Este deflector puede mejorar en gran medida los consumos en condiciones cotidianas. Según afirmó la marca, con una circulación urbana, se puede ahorrar desde un 2% de combustible hasta un 5%, circulando a unos 130 km/h. Este sistema también ofrece ventajas a la hora de calentar el motor. Consigue retener mejor el calor y así el aceite que circula por el interior del motor se calienta antes. Al mantener la entrada aislada al aire exterior, se consigue la temperatura óptima en menos tiempo.

“Es la primera de una serie de nuevas tecnologías altamente eficientes y asequibles con las cuales conseguiremos reducir las emisiones y el consumo en nuestros futuros vehículos”, comentó Martin Holzhofer, el director del Centro de Ingeniería de CO2 de Opel.

Opel está pensando en incorporar esta tecnología en un modelo completamente nuevo, aún sin revelar. Sin lugar a dudas, esto supone una pequeña, pero gran mejora en el diseño de los vehículos. Mejoras que poco a poco, consiguen propiciar la alta eficiencia en nuestros vehículos. Nos ahorramos dinero en combustible y mejoramos la situación medioambiental. Para que comprendáis el funcionamiento aerodinámico, os dejamos un vídeo recreado de los flujos de aire y cómo se mueven gracias al nuevo sistema:

Fuente: Opel

Ver galeria (2 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta