El ser humano no es vengativo por naturaleza, pero cuando su paciencia toca techo, saca su lado más inventivo y cruel. ¿Recordáis a aquella mujer que pagó un BMW serie 7 con 100.000 billetes pequeños arrugados? ¿O el murciano que pagó una multa con 20.000 monedas de céntimo? El último hito en pagar con calderilla lo ha protagonizado Nick Stafford, un empresario a vueltas con el Departamento de Vehículos Motorizados (DVM). Decidió presentarse a pagar una factura de 3.000 dólares con cinco carretillas que contenían 300.000 monedas. ¿Os imagináis la cara de los de la oficina?

De acuerdo a la información que ha proporcionado Nick en su Facebook, las máquinas de la oficina se saturaron al no poder hacer frente al volumen de monedas, por lo que fueron los trabajadores los que tuvieron que contarlas. Nada más y nada menos que siete horas fueron las que tuvieron que emplear en verificar si la cantidad era la correcta. ¿El origen de tal proeza? Nick quería protestar contra la falta de transparencia de la administración. Esto es lo que escribía en su Facebook:

“Llegué a DMV a las 9:00 AM esta mañana. Después de hacer algunas entrevistas con estaciones locales en el aparcamiento, empecé a llevar los peniques dentro de DMV usando CINCO carretillas llenas de peniques sueltos (un total de 2.987’45$). Tras finalizar el papeleo para ser el titular de mi vehículo y pagar mis impuestos, en DMV empezaron a contar los peniques.

De primeras empezaron a contar usando una máquina automática para contar monedas pero se atascaron así que están contando a mano, y llevan desde entonces así.  Ahora mismo son las 6:08 pm y todos los empleados de DMV se están quedando hasta tarde para terminar de contar. El encargado cree que al ritmo que están contando les llevará hasta la 1:00 AM o más terminar de contar los 298.745 peniques a mano.

En DMV han requerido que yo o alguno de mis empleados nos quedemos dentro hasta que terminen. Los empleados de DMV están siendo muy respetuosos y amables considerando la situación. Planeamos quedarnos hasta que cuenten el último penique. Así que si pasas por Lebanon DMV esta noche y ves las luces encendidas con todo el personal dentro contando monedas, ya sabes por qué”.

Estad atentos a vídeos e imágenes, no sé cuándo podré postearlas porque va a ser una noche larga”.

El vídeo de la hazaña se hizo viral, pero a su vez provocó reacciones negativas. Mucha gente reportó su página de Facebook, que se encuentra cerrada temporalmente. Aun así, el vídeo ya había sido subido a YouTube, como podéis ver aquí arriba. Igualmente, llamó la atención de algunas cadenas de televisión, que le realizaron algunas entrevistas:

Vía: BBC
Galería de imágenes:

Ver galeria (5 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta