El Gobierno francés continúa con su guerra contra la contaminación. Tras plantear diversas medidas contra los vehículos diésel y limitar su uso en las ciudades para evitar episodios graves de contaminación en las zonas más pobladas, llegan nuevas decisiones. Desde el Palacio del Elíseo están dispuesto a ligar el precio del peaje al nivel de contaminación del vehículos.

Parece que, tras unos tira y afloja, las posturas del Ejecutivo y las de las sociedades concesionarias de autopistas del país galo se han acercado y ya ultiman cómo implantar este novedoso sistema. En sintonía con su política medioambiental, no sorprende la iniciativa del Gobierno francés y todo apunta a que las subidas de precios en los peajes no afectarán por igual a todos.

contaminaciónLos “vehículos limpios”, es decir, los eléctricos e híbridos, pero que también afectan a aquellos que comparten coche, pagarán un precio menor que aquellos que contaminan más, los de gasolina y, sobre todo, los diésel, que contaminan mucho más que lo que indican las cifras de homologación y, sobre todo, emiten las peligrosas partículas NOX, que la OMS ha considerado cancerígenas.

El problema, una vez que las dos partes lleguen a un acuerdo, vendrá con la implantación del dispositivo que identifique unos vehículos de otros. Todos necesitarán una viñeta que los clasifique por su nivel de contaminación, para que en los peajes puedan reconocerlos. Anque en un principio pudieses pensar que esto requeriría de un gran trabajo logístico, parece que esto no va a suponer un mayor problema. Resulta que el Ministerio de Ecología ya está llevando a cabo un proceso parecido para identificar a los vehículos con más emisiones con la intención de prohibir su circulación cuando se produzcan picos altos de contaminación en las ciudades, como el que sucedió el año pasado en París.

Fuente: EFE
Fotos: cc Flickr Timon91

1 COMENTARIO

Deja una respuesta