Cuando Carlos Tavares se puso en 2014 al mando del Grupo PSA (Peugeot-Citroën), planteó una estrategia clara: dejar de producir vehículos que no son rentables. El objetivo es pasar de los actuales 45 modelos a tan solo 26 y entre los que no tendrán continuidad estará uno de nuestros favoritos, el Peugeot RCZ. Lo condujmos en circuito hace unos años y demostró que la marca podía ofertar un rival de altura al Audi TT. La crisis económica en Europa terminó por dictar su sentencia de muerte.

Una noticia triste pero que la marca parece querer enjuagar con el nuevo Peugeot RCZ GT Line. Se trata de una versión que, como el los Peugeot 308 y 508 GT Line permiten contar con una línea deportiva sin tener que optar por los propulsores más potentes.

Peugeot RCZ GT Line 2015 03De este modo, el Peugeot RCZ GT Line suma elementos como la doble salida de escape cromada (sólo disponible hasta la fecha en los RCZ R), los espejos retrovisores en color negro, la rejilla delantera específica o las llantas de aleación de 19 pulgadas.

En su habitáculo destacan los asientos tapizados en curo y Alcántara, que además añaden los pespuntes en color rojo, mientras que en su equipamiento de serie se contemplan ahora elementos como los faros de xenón y el sistema de navegación.

Peugeot RCZ GT Line 2015 interior 01Este nivel de acabado solamente se puede asociar al motor 1.6 THP de gasolina con 200 CV de potencia y un par máximo de 275 Nm, que cumple la normativa de emisiones Euro 6. Asociado a la caja de cambios manual con 6 velocidades, el Peugeot RCZ GT Line puede acelerar de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos y alcanzar los 237 km/h de velocidad punta. Firma un gasto medio de 6,5 l/100 km, con emisiones de 150 g/km de CO2.

Hemos visitado el configurador de Peugeot y observamos que ahora mismo, ya no se permite elegir el coche con el propulsor de acceso a la gama (un 1.6 THP de 155 CV que podía montar cambio automático) ni tampoco el Peugeot RCZ diésel 2.0 HDI de 163 CV… Eso significaría que la marca ya ha empezado a centrarse en las opciones más demandadas.

Una de ellas será este Peugeot RCZ GT Line, con un precio de 33.900 euros. La otra, con visos de convertirse en un clásico de renombre, es el radical Peugeot RCZ R, que con sus 270 CV es el más potente de la gama. Además de mejores prestaciones, su chasis mejora con una puesta a punto deportiva a cargo de Peugeot Sport, con suspensiones más firmes y neumáticos de altas prestaciones.

Fuente: Peugeot
Galería de fotos:

Ver galeria (5 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta