El mercado se ha enfriado. Tal y como veíamos, las ventas en abril de 2015 han frenado la euforia alcista. De acuerdo, hay parte culpa estacional en las cifras alcanzadas, pero sobre todo, porque la gente esperaba la confirmación de un nuevo Plan PIVE, toda vez que los fondos de la séptima edición se habían acabado.

Nos contaba Emilio Herrera, director general de Kia Motors Iberia que las conversaciones con el Gobierno iban por buen camino a la hora de aprobar una nueva edición. Y el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, lo ha confirmado. En decalraciones a los medios en la sede de Industria, aseguró que habrá un Plan PIVE 8, de incentivo a la compra de automóviles nuevos a cambio de achatarrar uno antiguo. Pero ya ha avisado: será la última y confirmó que tendrá cambios.

Habrá que ver cuáles son esos cambios. Según palabra del ministro, habrá “una reorganización de las condiciones, dado que será un programa de salida”. El Plan PIVE 7 ya contó con algunos cambios (ostentar la titularidad del coche un mínimo de un año). Ahora podrían reducirse las ayudas y se especula con que sean 1.500 euros en lugar de 2.000 como hasta ahora, 750 euros de ayuda pública y otros tantos de las marcas. Cuando el río suena, agua lleva, pero habrá que esperar a la confirmación del BOE. Otro rumor que cobra fuerza es que su dotación alcance los 225 millones de euros, 50 más que en anteriores ediciones.

concesionario Es innegable que las anteriores siete ediciones del PIVE han ayudado a un sector que lo estaba pasando mal (si bien no era el único). Ha ayudado a modernizar el parque móvil español, sustituyendo 900.000 vehículos antiguos por otros con mayor eficiencia y más elementos de seguridad (no vamos a entrar en matices, pero en general ha sido así). También es cierto que han distorsionado el mercado (lo observamos en coches.com en las solicitudes de coches nuevos, que se disparan cuando se dice que los fondos están próximos a agotarse). No debemos olvidar tampoco que han incrementado la recaudación por impuesto de matriculación y por IVA.

Las patronales de fabricantes y concesionarios advertían de que el mercado no podría “caminar solo” hasta alcanzar el 1.200.000 unidades, que ellos consideran lógico en función del número de habitantes y nivel de renta. El anuncio del ministro llega ahora y todavía no se habrá llegado a esa cifra (estará más cerca del millón de unidades).

¿Dejarán de venderse coches? No creemos. Una ayuda de 2.000 euros no hará que el mercado se detenga. Se enfriará un poco, eso sí. Y las marcas ajustarán sus tarifas y promociones. Un ejemplo: yo mismo compré un coche nuevo antes del PIVE. La marca se comprometía a valorar mi coche antiguo en 2.500 euros. Mi antiguo coche, de 19 años, no interesaba al concesionario por razones obvias… y pude venderlo por mi cuenta. ¿Resultado? Más de 3.200 euros de rebaja en mi nuevo automóvil, sin tener que rendir cuentas a Hacienda por la subvención recibida.

El mercado debería seguir creciendo (si bien más lentamente, en 2016 y 2017. Hay mucho coche antiguo que en algún momento tendrá que ser renovado… y que una recuperación económica sin duda acabará haciéndolo. También es previsible que el fin del PIVE también haga repuntar el mercado de segunda mano… pero esa ya vendrá más adelante.

Vía: Europa Press

3 COMENTARIOS

  1. A mi, como usuaria, me parece un autentico engaño el plan PIVE, cualquiera de ellos, los únicos que han salido ganando son los concesionarios, ya que ha subido los precios de los coches para que contando con el descuento del plan PIVE, se quede igual, y nos olvidamos que además, tenemos que declarar la ayuda recibida en la declaración de la renta, por lo que, ayuda para los compradores??? gran mentira…como siempre, ayuda al empresario, el ciudadano en este país no importa lo más mínimo.

Deja una respuesta