Parece que Ford no es el único fabricante que ansía poner más deportivos en los concesionarios. Acaba de llegar al mercado el Honda Civic Type-R y se baraja la posibilidad de que a algunos mercados llegue una variante algo mayor del S660. Y, por encima de todos ellos, el retorno de un mito, el Honda NSX que llegará al mercado el próximo año. ¿Cabría esperar algo más? Parece que sí, que la marca ya estudia la viabilidad de un tercer deportivo de motor central, por debajo del NSX.

La liebre la levantó la revista Car and Driver, a quien una fuente cercana a Honda le habló de la posibilidad de lanzar un baby NSX. Nos llamó la atención la decisión, ya que en Europa el mercado de los deportivos está en franca recesión… pero no es el Viejo Continente el que tiene la llave de la llegada a buen puerto de este proyecto. La decisión de construirlo ha sido empujada desde América del Norte, que demanda un coche de estas características desde hace algún tiempo, casi desde que se dejó de fabricar el Honda S2000.

Lo más porbable es que este nuevo coupé de motor central tome prestada tecnología del buque insignia, el  NSX. La fuente de Car and Driver asegura que el coche servirá como “modelo halo” de Honda. Será más pequeño que el NSX, más ligero y mucho más asequible para los simples mortales.

Dentro de las apuestas ya se habla de que este baby NSX equipe un motor VTEC de dos litros y cuatro cilindros con turbo, como el Civic Type-R, si bien podría ser exprimido para rendir más que los 310 CV que eroga la versión más prestacional del Civic. Iría asociado a un cambio de doble embrague con nueve relaciones.

Honda baby NSX patente 2015 02Esta potencia se entregaría a las cuatro ruedas, con un sistema de tracción total basado en el SH-AWD del NSX. Ojo, este empleará dos motores eléctricos para accionar las ruedas delanteras y un tercero, combinado con el motor V6 turbo para mover las ruedas traseras. No creemos que el del baby NSX sea tan avanzado, pero la apuesta por la hibridación es factible, lo que elevaría la potencia total.

Parece ya más seguro que contará con una estructura de aluminio, con una carrocería del mismo material y fibra de carbono reforzada. La tecnología necesaria para construir este tipo de coche ya la empleará el NSX en la factoría de Ohio donde se fabricará… así que puede ser una vía para amortizar la inversión.

Honda baby NSX patente 2015 03Los precios de este deportivo serían considerablemente menores que los del NSX, para que pueda competir con los Alfa Romeo 4C, Porsche Cayman (incluso la versión GTS)… Incluso, si nos apuran, robar algunas ventas a los Audi R8 y Porsche 911, si su diseño acompaña (está demostrado que muchas de las ventas del segmento de los superdeportivos no miran en absoluto motor y tecnología).

Por el momento, todo son especulaciones, alimentadas también por las imágenes aparecidas en un registro de patentes que ilustran este artículo. Según Car and Driver, deberíamos esperar al Salón de Detroit de 2018 para conocerlo… si bien ya existen renders en Internet con muy buena pinta.

Vía: Car and Driver

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta