“Sabrás conducir tractores, pero nunca sabrás conducir un Ferrari”. Esta frase de Enzo Ferrari cambió la vida de Ferruccio Lamborghini, la de los superdeportivos y la de todos los amantes del motor. Y es que aquel “agricultor” retó a los cavallino rampante de Maranello y convirtió a sus toros de lidia en vehículos icónicos.

Demos ahora un salto en la historia. A principios del nuevo siglo, con la marca ya dentro del Grupo Volkswagen, comienza a diseñarse el Lamborghini Gallardo, con una carrocería de aluminio más estrecha que los modelos anteriores y con un motor V10 atmosférico en posición central trasera. Es el mismo motor (en lo básico) que ahora incluyen el Lamborghini Huracán y el Audi R8 2015.

Lamborghini_Gallardo_LP_570_4_Super_Trofeo_Stradale_10

Este motor V10 en un ángulo de 90º está fabricado en aluminio. El cigüeñal está descentrado en 18º, mejorando así el orden de encendido. Con una medida de 4.961 cc, la velocidad media del pistón alcanza casi 25m/s a 2.800 rpm. Además, la culata de doble árbol de levas está movida por cadenas y cuatro válvulas por cilindro.

La lubricación a través de un cárter seco permite mantener el centro de gravedad en la parte baja. Hecho para el que el Gallardo fue expresamente elegido. Para ello, necesita 2.5 litros de lubricante para el motor y 2 litros para el refrigerante. Ahora, todas estas características se pueden encontrar ahora en tu mesa del salón por un montante que se asciende entre los 2.500 y los 3.800 euros.

Lamborghini mesa

Esta mesa en la que podrías disfrutar de la merienda plácidamente ha sido limpiada en tres etapas para quitar todo el aceite viejo que había en el motor. Luego fue pulida y recubierta en polvo de cromo para poder instalar encima un cristal de 650 mm x 750 mm. Asimismo, esta exclusiva mesita dispone de luces LED blancas (que requieren 3 pilas AA) y certificado British Standard.

Como decía el gran Fran Sinatra “usted conduce un Lamborghini cuando ya es alguien”. Y qué mejor que empezar a disfrutar de esta sensación desde el salón de tu casa. La oferta está esperando por ti.

Fuente: Bonhams

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta