El Porsche 917K ha sido uno de los modelos de competición más reconocidos y alabados por los aficionados en el siglo XX. Su exclusividad, comportamiento y aparición en la película de Steve McQueen, Le Mans de 1971, han disparado su popularidad en la actualidad. Y hoy os presentamos uno que está a la venta: el Porsche 917K de 1969 con chasis 917-004 y con la librea de Gulf. Todo un icono que está entre los mejores coches de la historia en Le Mans.

La historia de este modelo comenzaba en el año 1969 cuando el director del equipo Porsche Rico Steinemann contactaba con un tal John Wyer la noche antes de las 12 Horas de Sebring. Wyer había ganado Le Mans con el Ford GT40 y la oferta que se le hacía era dar el salto a Porsche. JW Automotive (equipo de John Wyer) tomo el cargo y en 1970 comenzó a poner a punto hasta siete unidades de Porsche 917.

Porsche 917K 1969 subasta

La primera unidad en llegar fue la que veis en las imágenes, con chasis 917-004, que se convirtió en el primero en completar una carrera tras acabar los 1.000 kilómetros de Nurburgring en octava posición. Después de revisar algunos parámetros se decidió hacer unos cambios, el principal fue incorporar la carrocería Kurzheck que tanto ha dado de que hablar. Ya con ella se disputarían los 1.000 kilómetros de Brands Hatch.

Pero dicha carrera no acabó del todo bien. La unidad con chasis 917-016 ganó con Pedro Rodríguez y Leo Kinnune al volante y bajo una intensa lluvia, pero el 917-004 pilotado por Jo Siffert y Brian Redman sufrió un golpe y tuvo que abandonar. Se tuvo que enviar a reparar y debido al poco tiempo con el que se contaba se terminó sustituyendo por el chasis 917-017, al que se cambió el número de bastidor para que apareciera como 917-004.

Porsche 917K 1969 subasta

Este Porsche 917 con chasis 004-017 después de sus años de competición fue vendido en 1975 a Alan Hamilton, que importaba a Australia vehículos de la marca. Estuvo en su garaje hasta el año 2004, cuando fue adquirido por Gregor Fisken. No duró mucho en sus manos, pues posteriormente estuvo en manos de Miguel Amaral, un coleccionista portugués. En 2008 ‘cruzó el charco’ dirección California para que Kerry Morse, especialista en la marca, intentará restaurarlo.

Los trabajos se fueron retrasando hasta que el Porsche 917K se encontró con Bruce Canepa en 2011. Durante dos años y con ayuda de algunos especialistas, se consiguió restaurar el vehículo siguiendo la configuración de la carrera de Brands Hatch, incluida la librea de Gulf. También se mejoró su motor V12, aumentando su cilindrada de 4.5 a 5.0 litros, incluyendo nuevos pistones y reconstruyendo la caja de cambios de cuatro velocidades.

Tras todo este trabajo nos encontramos con, probablemente, el Porsche 917K en mejor estado y uno de los que tiene mayor repercusión histórica. Esta unidad con chasis 017 (antes 004) está a la venta y se espera que pueda alcanzar una cifra astronómica, por encima de los 20 millones de euros. Veremos si finalmente este ejemplar encuentra nuevo dueño y cuál es la suma que alcanza.

Fuente – James Edition

Galería de fotos:

Ver galeria (20 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta