En el mundo de los ricos, en la diferenciación está, además del gusto, la muestra de poderío económico. Las marcas de lujo saben mejor que nadie de esto, de ahí que se afanen en crear productos casi únicos, a cargo de sus divisiones especializadas. Porsche Exclusive es la encargada de hacer ver hasta dónde pueden llegar personalizando vehículos. La última de sus creaciones ha tenido como objeto el Porsche Cayman S, la versión más deportiva de la gama (si no tenemos en cuenta versiones especiales, como el Cayman GTS o el Cayman GT4), con 325 CV y 370 Nm de par máximo.

Los cambios empiezan por el tono de la carrocería, un llamativo color blanco brillante que contrasta con detalles en negro como la parte baja de los retrovisores, las entrada de aire laterales o el contorno de los faros… cuyas ópticas traseras también están ligeramente oscurecidas. Hay dos guindas, las llantas SportTechno de 20 pulgadas con elementos en negro y plata y una asalida de escape deportivas para dar el último toque de deportividad.

Porsche Exclusive Cayman S 2015 03

El habitáculo también tiene diversos cambios para realzar la exclusividad del modelo. Destaca la tapicería de cuero natural en color Espresso, que se ha combinado con las molduras blancas en consola, salpicadero y puertas, logrando un conjunto muy elegante.

Porsche Exclusive Cayman S 2015 interior 01

Cuenta además con alfombrillas personalizadas, con bordes de cuero, y tanto la columna de dirección como los difusores de aire se han rematado en piel. Los asientos deportivos y la tapa de la guantera central tienen grabado el logotipo de la marca de Stuttgart y todo el cuadro de instrumentos, así como el reloj cronómetro del paquete Sport Chrono, que comanda el centro del salpicadero, tienen un fondo blanco. El equilibrio perfecto entre elegancia y deportividad… para quien pueda pagar esta coqueta preparación.

Fuente: Porsche
Galería de fotos:

Ver galeria (12 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta