Todos y todas los moteros habréis sufrido esas típicas preguntas que sacan de quicio cuando ya te las han preguntado más de 50 veces. Preguntas tipo: ¿Por qué te compras una moto habiéndote podido comprar un coche? ¿No te da miedo? Por otra parte, si eres una  mujer motera, las preguntas absurdas que te pueden llegar tan siquiera a plantear.

Cristina Nieto, una bloguera y motera, ha creado una entrada en su blog recopilando todas estas preguntas que, por desgracia, alguna vez se ha visto en la obligación de escuchar.

1. ¿Ya puedes con la moto?

La respuesta de la motera parece evidente para cualquiera que haya conducido una moto jamás.Entre otras afirmaciones, ella dice que “No tengo que correr un triatlón con la moto a cuestas”. De hecho parece una afirmación bastante lógica. Pocas personas podrían aguantar el peso de una moto si tuviesen que andar con ella a cuestas, la pregunta es ¿Sería lógico hacerle esta misma pregunta a un hombre?

2. ¿Pero no corre mucho?

La bloguera también afirma que le han repetido esta última pregunta bastantes veces. Para los conductores de coches que os sigáis planteando esto, ¿qué pasa cuando pisas mucho el acelerador? Que corre más. Pues la misma lógica con la moto.

3. ¿No te da miedo despeinarte?

Por favor, jamás, jamás volváis a preguntar esto. Ni a una motera, piloto de coches ni a nadie. No lo preguntéis.

4. ¿Por qué te compraste una moto pudiendo comprarte un coche con ese dinero?

Esta pregunta no es solo exclusiva para las mujeres, sino que todos los moteros en general la han tenido que responder al menos un par de veces. A los moteros, les gustan las motos por eso las compran. No hay respuesta más evidente que esa. A pesar de eso, Cristina Nieto añade que “nada te da la libertad que te da una moto. Sentir el aire, la naturaleza. Tener el poder en tu mano, a tan sólo un golpe de gas. Quien no ha subido en una moto, no entiende nuestra pasión”

Esta bloguera añade alguna de sus experiencias más extrañas con la moto. Dice que en una ocasión, mientra estaba parada en un semáforo notó un flash. Cuando se fijó quien era vio al conductor de un coche haciéndole fotos y cuando le pregunto, el conductor no le contestó otra cosa que “es muy raro ver esto”.

También realza en su blog el sentimiento filial entre moteros. Dice que más de una vez, extraños se han detenido a ayudarla cuando ha tenido problemas con la moto. Sin duda el que nace motero, es motero toda la vida. Para finalizar, añade “¡¡Que me encanta ser motera, y lo seguiré siendo por mucho tiempo!!”.

Blog: Confesiones de una motera

1 COMENTARIO

  1. A ver si puedo responder con lo que pienso:
    1. ¿Ya puedes con la moto? No es pregunta baladí, porque ni muchos hombres saben mover la moto cuando está parada. Lógicamente, nos favorece la mayor fuerza física a falta de técnica.
    Las demás preguntas son las clásicas tonterías de los que no saben lo que es llevar una moto…

Deja una respuesta