Volvo apuesta por Internet. Eso es lo que desprende el documento de estrategia global de marketing que nos ha hecho llegar la marca. El propio vicepresidente primero de Marketing, Ventas y Atención al Cliente de Volvo Cars asegura que pretenden desafiar el modelo de comercialización de coches que se ha seguido hasta ahora.

¿Qué supone eso? Para empezar, menos gasto en Salones del Automóvil. Irán a uno en Europa (Ginebra), uno en Estados Unidos (Detroit) y otro en Asia (Shangai/Pekín). Y punto. Sus novedades se presentarán en un evento anual, 100% enfocado a sus productos y marca, al más puro estilo keynote. No lo dicen, pero imaginamos que se podrá seguir en directo en Internet… De este modo, es más sencillo aproximarse al cliente y la prensa de forma individual.

Volvo XC90 2015 First EditionEl segundo paso será que la comercialización y la venta online centren la estrategia de marketing. Se han percatado de que la inmensa mayoría de sus clientes de todo el mundo compra ahora online. En lugar de recorrer concesionarios, los compradores de vehículos visitan sitios web (en coches.com sabemos bien de qué va eso). Por eso quieren ser líderes digitales. No es algo fácil (también sabemos un poco de eso). Centrarán esta primera fase en tres puntos:

  • Vender online gradualmente en todo el mundo. Eso sí, lo harán colaborando con los concesionarios. Lógicamente, alguien deberá entregar el coche, hacerse cargo de la garantía, ofrecer pruebas de conducción… Ya realizaron un primer experimento con el nuevo Volvo XC90. Vendieron online 1927 unidades de la edición especial de lanzamiento en septiembre… en apenas 47 horas.
  • Configurador líder del sector, en el que el usuario podrá crear el coche a su gusto. Cuando acabe, recibirá un vídeo del coche que ha elegido, en movimiento.
  • Tener la mejor web de sector. Pretenden ser más que una fuente de información.

¿Y los concesionarios? Como nosotros, ven que no desaparecerán a corto plazo. Renunciarán a los showrooms en el centro de las ciudades que centran la estraategia de otras marcas premium, caso de los Audi City o los que utilizan Jaguar-Land Rover. En lugar de eso, modificarán los que ya existen, convirtiéndolos en una especie de embajadas del diseño sueco, con un ambiente “verdaderamente escandinavo”. Hasta los empleados se vestirán con uniformes del diseñador sueco Oscar Jacobsson. Y, en 2018 (año clave para la marca), cada cliente de la marca tendrá asignado un técnico de servicio personal.

Fuente: Volvo

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta