A pesar de que los coches autónomos han sido diseñados para terminar de un plumazo con los accidentes y las víctimas mortales en carretera (según la DGT este mes ha aumentado la cifra respecto al año pasado), la tecnología aún es incipiente por lo que una compañía de Reino Unido ha puesto en marcha la primera póliza de seguro para los vehículos autónomos.

En muchos aspectos la política de seguros que ha puesto en marcha esta compañía se asemeja a la tradicional que cubre ahora mismo los siniestros en nuestros vehículos, sin embargo tiene ciertas peculiaridades evidentemente. Y es que ante el crecimiento de estos vehículos en el mercado como el Tesla Model S (que nosotros hemos probado) pone en marcha la maquinaria de las aseguradoras.

Tesla Model S prueba 2015 53

La póliza cubre por pérdida o daños en los siguientes casos:

  • Si el software no se ha actualizado con éxito durante las primeras 24 horas justo después de recibir la notificación por parte del fabricante correspondiente.
  • Aún estando al día el software existe riesgo de que falle el satélite, tenga problemas el propio software o sea hackeado provocando así un accidente que la póliza cubrirá.
  • En caso de que le conductor no sea capaz de cambiar el vehículo al modo manual.

Pero la pregunta del millón sigue todavía en el aire: ¿quién o qué es responsable ante una colisión de conducción autónoma? Dependerá, como actualmente, de muchos factores como pueden ser: estado del coche, habilidades del conductor en el momento del accidente, condiciones de la carretera, otros vehículos o personas involucradas…

Esta póliza de seguros estima que si, por ejemplo, se demuestra que la tecnología autónoma o sus sistemas de apoyo ha fallado o causado alguna perturbación que implique el choque, el conductor no tendrá que asumir ninguna responsabilidad.

coche autonomo Volvo 02

“La forma en la que hemos diseñado nuestra política de coches sin conductor significa que el conductor siempre tendrá que ser capaz de tomar el control del vehículo en cualquier punto de su recorrido por lo que un conductor no podría encender el piloto automático y echarse una siesta”, explican desde la propia página de la aseguradora.

Por su parte, un experto en la regulación de los coches autónomos en el bufete de abogados Pinsent Masons, Stephan Cita explica que “la realidad es que el impacto en las aseguradoras que está surgiendo con el paso de los vehículos autónomos en nuestras carreteras será diferente dependiendo de la fase en la tecnología y el marco legal subyacente”.

Fuente: AdrianFlux

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta