Hoy nos remontamos a más de un siglo para descubrir el origen de la Fórmula 1. Oficialmente las carreras de este campeonato que conocemos hoy en día tienen su origen en 1894 en Francia, cuando sus primeros coches se sometían a pruebas de resistencia en simples carreras en caminos de un pueblo a otro, pronto estas carreras empezaron a evolucionar y estas tornaron a caminos abiertos por lo que los accidentes eran más que frecuentes aunque los coches fuesen más rápidos y refinados.

Pero vayamos por partes y repasemos lo más célebre de la Fórmula 1, antes de que la FIA creara el Campeonato del Mundo que hoy en día conocemos.

Las primeras carreras de coches

A principios del siglo XX, en 1900 las carreras ya habían cruzado el Atlántico, la Copa Gordon Bennett era una carrera anual que atraía a pilotos internacionales y en la que cada país podía inscribir hasta tres coches. Siguiendo el ejemplo de Bennett, el millonario William Kissam Vanderbilt II lanzó la Copa Vanderbilt en en Estados Unidos. En concreto, en Long Island, Nueva York, en 1904.

Carreras de coches historia Madid Paris

La Carrera de la muerte (París-Madrid) de 1903 marcó un hito en la historia, largas distancias entre dos grandes ciudades y en carretera abierta, con varias etapas. En este caso eran París-Burdeos, Burdeos-Vitoria y Vitoria-Madrid, con un total de 1.307 km. Participantes famosos: Marcel y Louis Renault, Charles S. Rolls, que más tarde fundaría Rolls Royce;  Vicenzo Lancia o Fernand Gabriel, quien sobre un Mors Z, cubrió los 552 km entre París y Burdeos a más de 105 km/h de media.

El primer Gran Premio

Los grandes premios llegaron a partir de 1906, la primera, y en ese tiempo la única carrera en llevar el nombre de Gran Premio era organizada por el Club del Automóvil de Francia (CAF), y se corría durante dos días en Junio. La carrera que se corría en el circuito localizado en Le Mans tenía una longitud total por vuelta de 105 km y además no demasiado fácil. Los participantes tenían que dar seis vueltas cada día. De los 32 participantes, que representaban a 12 fabricantes de automóviles diferentes, el que ganó esta carrera de 1.260 km fue el húngaro Ferenc Szisz (1873–1944) al volante de un Renault.

Renault 1906

Cada país organizaba sus propias carreras, sin un campeonato formal que las ligara entre sí. Las reglas variaban dependiendo del país, aunque sí que se regulaban en base al peso máximo del automóvil en un esfuerzo por limitar la potencia (los motores de 10 o 15 litros eran bastante comunes y, normalmente, el máximo de cilindros era de 4, llegando a generar una potencia de 50 CV). Todos los bólidos contaban con un mecánico a bordo y a nadie se le permitía reparar o trabajar en el coche, a excepción de éste y del propio piloto.

Los circuitos de carreras toman forma

Con la desaparición de la Copa Gordon Bennett y el nacimiento del primer Gran Premio de Francia (Le Mans, 1906), el automovilismo deportivo experimentó un profundo reajuste que influenciaría toda la técnica de las carreras futuras.

En su inicio estas carreras se corrían en caminos públicos temporalmente cerrados, nada tenían que ver con las pistas construidas específicamente para la competición como las del Gran Premio de Le Mans en 1906, así como de la Targa Fiorio, que se corría a lo largo de 150 kilómetros por caminos sicilianos, el circuito alemán Kaiserpreis (de 120 km) y el circuito francés Dieppe (de 77 km), utilizados en los grandes premios de 1907.

Las excepciones fueron el circuito de Brooklands, Inglaterra, terminado en 1907, el Indianapolis Motor Speedway, usado por primera vez en 1909, y el Autodromo Nazionale Monza, Italia, abierto en 1922.

El circuito de Indianapolis

En 1922 Italia se convirtió en el primer país (aparte de Francia) en hospedar una carrera usando el nombre de Grand Prix, en Monza. Aún no se trataba de un campeonato formal sino de una variada colección de carreras corridas bajo varias reglas. Antes de la primera Guerra Mundial ya había conciencia de una fórmula que empezaba a cumplir unas reglas basadas en los tamaños de los motores y el peso aunque no fue adoptaba formalmente.

En 1924 fue cuando se tomó conciencia de ellos y muchos clubes nacionales del motor se unieron para formar  la Asociación Internacional de Clubes de Automóviles Reconocidos cuya comisión deportiva fue autorizaba para regular los grandes premios y otras competiciones internacionales.

CIRCUITO DE BROOKLANDS

Justo antes de la I Guerra Mundial, los distintos Grandes Premios empezaron a compartir reglas basadas en el tamaño del motor y peso del vehículo fueron abandonándose hasta que en 1928 comenzó a erguirse una nueva era conocida como Fórmula libre cuando los organizadores de carreras decidieron correr sus eventos sin prácticamente ninguna limitación.

El periodo de entreguerras

De 1927 a 1934, el número de carreras consideradas con rango de Grand Prix creció. El primer Campeonato Mundial se llevó a cabo en 1925, pero fue solamente para constructores y consistía de solo cuatro carreras. Diez años más tarde, y gracias al acuerdo de varias federaciones, se creó el Campeonato de Europa de Pilotos, disputado con carácter anual hasta el inicio de la Segunda Guerra Mundial.

El GP de Mónaco de 1933 fue la primera vez en la historia del deporte en que el orden de inicio se decidió a través de tiempos de calificación.

GP de Monaco 1933

Todos los vehículos que competían lo hacían pintados con sus colores nacionales, aunque en 1934, los alemanes dejaron de pintar sus automóviles de carreras (Auto Unión y Mercedes-Benz), en un esfuerzo para reducir el peso del coche. El color metálico hizo que los bólidos alemanes fueran bautizados como las flechas plateadas.

En los años 30, los nazis estimularon a Mercedes y a la Auto Unión para agrandar la gloria del Reich. El gobierno participó en la financiación de los dos fabricantes y, durante el periodo de 1934 a 1939, los dos equipos bávaros lo ganaron absolutamente todo, excepto tres carreras.

Camino a la Fórmula 1

Tras la 2ª Guerra Mundial sólo hubo cuatro carreras con categoría de Gran Premio. Las reglas para el mundial ya se habían establecido antes pero fue en 1947 cuando se reorganizó todo y se empezó a conocer la Federación Internacional de Automovilismo (FIA). En 1949 se anunció que para 1950 unirían varios Grandes Premios para crear el Campeonato del Mundo de Fórmula 1. La primera carrera del Mundial se disputó el 13 de mayo en el circuito de Silverstone (Reino Unido) y hasta día de hoy.

Fuente: TheformulaoneGP

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta