En coches.com tenemos unos cuantas empresas carroceras de cabecera. Uno de ellos es Pininfarina, la empresa fundada por Giovanni Battista Farina, el padre del mítico Sergio Pininfarina creador de alguno de los Ferrari más bellos de la historia.

Pininfarina ha participado en la creación de coches con muchas marcas, no solamente italianas. Han dibujado desde Corvette al alucinante BMW Gran Lusso Coupe. También han creado prototipos bajo su propia marca, como los Nido EV, el Pininfarina Cambiano o el último, el Pininfarina Sergio Concept… que podría llevarse a producción.

Pero como diseñadores, su trabajo va más allá del mundo de los automóviles. Hemos conocido proyectos de transporte como el Pininfarina PRT, muy alejado del mundo de los deportivos con el que siempre asociamos a los carroceros italianos, y hoy conoceremos al Prinoth Beast, un vehículo limpiador de pistas de esquí cuyo diseño está firmado también por los genios de Turín.

prinoth_beast_02Uno puede imaginar que poco puede hacerse en un vehículo con una finalidad tan “mundana” como alisar nieve. Pues es exactamente ahí cuando debe mostrarse que el estilo no está reñido con el sentido práctico. La Prinoth Beastcuenta con una tecnología excepcional al tiempo que su carocería presenta unas líneas dinámicas con aspecto deportivo.

Prinoth es, junto a Kassbohrer, una de las dos empresas que dominan el mercado de las pisanieves en el mundo. La marca fue comprada por la empresa italiana Leitner en el año 2000, y gracias a ese empuje ha podido trabajar en el desarrollo de sus productos hasta alcanzar la máxima tecnología que se puede encontrar en el mercado actualmente.

prinoth_beast_03
El buque insignia de la marca en la Prinoth Beast, un vehículo que presume de tener la mayor capacidad de trabajo del mercado. Su tamaño permite un gran ahorro de tiempo, así que reduce costes. Monta un motor Caterpillar CAT C13 Acert de seis cilindros y 12.500 cc, que alcanza los 2.216 Nm de par motor a 1.400 rpm.

No contentos con el motor que le entregaban en Caterpillar, los ingenieros de la empresa lo desmontaron y mejoraron, hasta sacarle 527 CV a 1.800 rpm, en lugar de los 325 a 385 CV que rinde el original. El peso total de esta máquina pisanieves, que alcanza los 22 km/h, es de 15 toneladas, y el depósito de combustible de 300 litros. Estas cifras le permite un excepcional empuje para superar las pendientes, lo que la hace más única en el mercado.

prinoth_beast_11
Pero la marca también ha pensado en quien conduce la máquina. Para empezar le ha colocado un estupendo asiento Recaro, y en la cabina se podrá encontrar diseño, ergonomía y alta tecnología en una estación de trabajo cómoda y bien organizada. También incorpora una de las principales características de Prinoth, que es su concepto de control: con la mano izquierda se accionan las cadenas y en el apoyabrazos derecho se integran funciones de control y se muestra toda la información sobre los cuadros de mando.

De todas maneras, la marca permite que el cliente se configure la cabina y su disponibilidad técnica, dando la oportunidad de elegir el sistema de gobierno, la posición de la estación de trabajo, versión palanca de mando o con volante, asiento centrado o a la izquierda… Este precisamente fue uno de los retos de diseño de Pininfarina, poder crear un interior tan versátil.

prinoth_beast_interior

Este proyecto permitió a Pininfarina concebir este Ferrari de las nieves no es sólo como una herramienta, sino como un vehículo capaz de subir montañas con clase, moviéndose en perfecta armonía con el entorno en el que opera. Puedes verlo trabajar en este vídeo:

[raw]

[/raw]


Fuente: Pininfarina
Galería de fotos:

Ver galeria (11 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta