Toyota ya rediseñó una silla de ruedas capaz de subir escaleras mientras que BMW creó una para los juegos Paralímpicos 2016. Pero Nissan ha ido un paso más allá. Si ya de por sí la conducción autónoma implica -e implicará aún menos- poco esfuerzo por parte del conductor, Nissan nos trae el epítome de la vaguería: una silla autónoma que nos ahorra el terrible esfuerzo de esperar de pie en una cola y tener que mover los pies según avanza. Ellos lo describen como una forma “divertida y sencilla de hacer cola y sin estrés”. Divertida no sabemos, pero sencilla desde luego.

Estas sillas automáticas están inspiradas en el Nissan Propilot, que cuenta con tecnología autónoma que toma el control del vehículo, de los frenos y aceleración en autopistas. El modelo Serena constituye el primer vehículo japonés con conducción autónomaToma como referencia la velocidad marcada por el conductor y mantiene una distancia de seguridad con el resto de vehículos, además tener en cuenta las líneas para que circule siempre por el centro del carril. Sin embargo está diseñado para vías de un sólo carril, como las sillas en las que se inspira.

nissan-propilot-chair

Las cámaras instaladas en su interior hacen posible que paren y reanuden la marcha respetando la distancia de seguridad, mientras que el sensor de peso indica cuándo una silla queda libre para volver al final de la cola. ¿Aspecto positivo? Evita que los oportunistas se cuelen. Aunque se trata de un prototipo, la firma nipona quiere instaurarlo en los negocios japoneses y museos y ha pedido a los interesados ponerse en contacto con ellos.

¡Incluso se retiran para facilitar la limpieza! Existe otro modelo cuya tecnología hace que se aparquen solas, gracias al sistema asistencia de estacionamiento empleado en vehículos como el Nissan X-Trail: con una palmada las sillas vuelven a su sitio después de ser usadas, ahorrando tiempo a los empleados de la limpieza.

Fuentes: Nissan, New Atlas

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta