Siguen las consecuencias del tsumani del #diéselgate. Los rivales de Volkswagen quieren aprovechar este momento de debilidad del gigante para posicionar mejor sus gamas. Es el caso de PSA Peugeot Citroën, que ha tomado la iniciativa de adelantarse a la futura norma de homologación WLTP (Worldwide harmonized Light vehicles Test Procedure), que sustituirá al ciclo NEDC, que se ha demostrado demasiado alejado de lo que consideramos una conducción habitual.

El Grupo francés se compromete, “tan pronto como sea posible y para sus principales vehículos”, los consumos en un uso real de clientes bajo el control de un organismo externo independiente“.

Peugeot 508 2014 gama

Los coches consumirán exactamente lo mismo que hasta ahora… pero lo cierto es que el ciclo de homologación europeo se ha quedado desfasado a todas luces. El problema creemos que será de comunicación. A los consumidores que no están al día del mundo de la automoción, ver cómo de un día para otro los datos de consumo se incrementan de forma notable, podrá generar suspicacias. Y si el resto de marcas no hace lo propio pronto, los coches de PSA podrían quedar maltrechos en la comparativa. No obstante, es de alabar que, por fin, alguien deje de poner palos en la rueda de este nuevo sistema de homologación y decida subirse al carro. Además, alguine tenía que ser el primero. Y PSA ha decidido dar ese paso.

Adoptar disposiciones técnicas que permitan anticipar el futuro procedimiento (las nuevas reglas armonizadas para vehículos ligeros del WLTP), más representativo de las condiciones reales de uso de los vehículos, será bueno a largo plazo para todos. Y, a corto plazo, comprobar qué marcas preparaban más los coches para la prueba de homologación de consumos y su consumo se desvía más en una conducción más habitual.

PSA Peugeot Citroën asegura que da el paso al frente para “ofrecer una mejor información a sus clientes, inversores y otros actores implicados”. También nos recuerdan que sus vehículos “no han equipado nunca ningún tipo de software o dispositivo que permitiera detectar una prueba de homologación y activar un dispositivo de tratamiento de las emisiones, incluidas las de NOx (óxidos de nitrógeno), que se mostrara inactivo en condiciones normales”, en un pequeño puyazo al Grupo VAG.

Fuente: PSA

3 COMENTARIOS

  1. Apareció un modelo de Peugeot entre los que hacían trampas o al menos entre los que publicaban un 50% menos de emisiones de las que realmente emiten. ¿El 3008?

Deja una respuesta