La semana pasada, cuando todos los rumores indicaban que el circuito de Nurburgring pasaría a manos de un grupo de inversión americano, HIG Capital, tras meses y meses de incertidumbre y especulaciones, todo se fue al traste. El histórico circuito se lo ha llevado la empresa Capricorn Group, con sede en Düsseldorf, tras poner 100 millones de euros encima de la mesa.

¿Pero quién es Capricorn Group? Se trata de un fabricante de componentes para la automoción, tiene una plantilla de unos 350 empleados, 100 de los cuales trabajan en el centro de pruebas que la compañía tiene en el propio Nürburgring, donde llevan más de 20 años probando sus productos.

El circuito de Nürburgring (y el parque de atracciones aledaño), estaba en venta desde mediados de 2012, después de que la sociedad encargada de la gestión del complejo se declarara en quiebra ese mismo año. Esto había provocado además un escándalo político, puesto que el estado de Renania-Palatinado había inyectado una gran cantidad de dinero público en subvenciones para el desarrollo del proyecto.

nurburgring foto aereaCon la compra de Nürburgring por parte de Capricorn Group parece que el motor volverá a ser el único referente. De los 100 millones de la oferta de compra, 25 irán destinados a mejorar y ampliar las instalaciones del circuito, con el propósito de convertirlas en un referente en el desarrollo de automóviles.

El cambio de titularidad del Infierno verde no se hará efectivo hasta el 1 de enero de 2015, siempre y cuando la Comisión Europea dé el visto bueno a la transacción. Hasta entonces se respetará el calendario previsto para los eventos que allí se disputan.

Aunque no hay confirmación oficial por parte de los nuevos propietarios, parece que Capricorn tiene la intención de mantener intactas las actividades actuales del circuito, incluidas las pruebas de los fabricantes y los días de entrada para particulares. Lo que sí hará la nueva propietaria es cerrar el parque de atracciones y la montaña rusa que en la actualidad funcionan en el complejo, para dar paso a un nuevo centro tecnológico.

En lo que respecta a la Fórmula 1, el Director Ejecutivo de Capricorn, Robertino Wild, ha manifestado que Capricorn se compromete a  mantener la Fórmula 1 en el circuito de Nürburgring, siempre y cuando siga siendo rentable“.

Fuentes: Der Spiegel, Autoblog

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta