La marca británica, perteneciente al grupo TATA, nos ha sorprendido con algo más que un ejercicio de estilo (sobre la base del alabado Range Rover Evoque), que parece estar bastante afinado y listo para entrar en fase de producción, no sin antes obtener el visto bueno de la crítica especializada y de los usuarios. Desde la sede de Gaydon han pensado que, desde luego, no hay mejor manera de testar la aceptación por parte del gran público que presentarlo en alguno de los salones con más repercusión mediática a nivel mundial, como es el caso del próximo Salón de Ginebra. Como ya ha ocurrido en ocasiones precedentes, con otros modelos, si la acogida es positiva, resultará muy posible que veamos a este “SUV descapotable” circular por nuestras carreteras en un futuro. Aunque también puede darse el caso contrario (cosas más raras se han visto).

¿Será un éxito de ventas, como la versión de techo duro?
¿Será un éxito de ventas, como la versión de techo duro?

Dado el éxito de las versiones de “techo duro”, en el escaso año de vida desde que fueran lanzadas, no parecía conveniente, para la creación de la nueva variante, salirse en exceso de la línea marcada por éstas. En concreto se ha procedido a tomar como base la versión Coupé, ya que sus líneas se adaptaban mucho mejor a la idea que se tenía para la variante descapotable.

Según se desprende de la información facilitada por la marca, se han mantenido sus rasgos generales desde la línea de cintura hacia abajo con mínimos cambios finales, tanto en el peso como en la rigidez torsional (tan importantes en un descapotable de estas características). Al mismo tiempo se ha conseguido una perfecta integración de la capota cuando se circula a cielo descubierto, de tal forma que no estropee la cuidada estética del modelo británico. Pero como no todo se reduce a la apariencia, y la seguridad es un aspecto también muy apreciado por los usuarios, se ha dispuesto un sistema retráctil, denominado Roll Over Protection System (ROPS), destinado a minimizar los daños en caso de vuelco.

Este concept-car ha sido diseñado para que combine adecuadamente aspectos tales como la capacidad y la versatilidad, sin que sus cuatro posibles ocupantes vean disminuido, ni siquiera un ápice, su confort a bordo. Por supuesto el nivel de equipamiento es similar al de sus “hermanos de gama”, con todas las características que hacen inconfundible a este modelo, tanto por su diseño, como por las opciones disponibles, donde destacan elementos tales como el Control de Descenso de Pendientes así como el práctico sistema Terrain Response de Land Rover que optimiza la conducción y el confort del vehículo, sin que se produzcan pérdidas de tracción. También es de esperar que las motorizaciones empleadas sean las mismas que las utilizadas hasta ahora.

Desde el lateral mantiene todo su atractivo...
Desde el lateral mantiene todo su atractivo...

El habitáculo interior, impecablemente ejecutado, combina a la perfección con su marcado carácter deportivo gracias, por ejemplo, a sus asientos forrados de piel o a la vistosidad y el tacto de los exclusivos materiales utilizados tanto en el salpicadero como en la consola central, así como las diversas combinaciones de colores disponibles.

El Range Rover Evoque Convertible Concept ha sido ideado por el mismo equipo que en su momento creó el Land Rover LRX Concept, bajo la batuta del Director de Diseño, Gerry McGovern, que ha declarado: “El Evoque se presta fantásticamente a la idea de un descapotable, este estudio no es una variante tradicional con el fin de conseguir un convertible sino que, en su lugar, hemos trabajado con las equilibradas líneas del Evoque para mantener su forma distintiva para crear algo único y, creemos, muy deseable”

Un motivo más para estar muy atento a la próxima edición del Salón de Ginebra que, en su 82 edición, abrirá sus puertas el día 6 de marzo de 2012.

Galería de imágenes:

Ver galeria (4 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta