El Plan de radares 2015 ha sido efectivo. La Dirección General de Tráfico (DGT) decidió vigilar de modo férreo las carreteras y el resultado acaba de hacerse público: se recaudó en 2015 un total de 407,5 millones de euros en multas de tráfico, lo que representa un aumento de 23,4 millones respecto a 2014, un 6,11% más. Y ojo, que en estas cifras no se incluyen las sanciones pendientes de cobro.

Las cifras se traducen en una recaudación superior al millón de euros diarios (1.116.000 euros al día, exactamente) se conocen tras una auditoría realizada a la Jefatura Central de Tráfico por la Intervención General del Administración del Estado (IGAE).

Los números de las sanciones en trámite, puestas también a disposición de la IGAE, suman un recuento de 417,6 millones de euros que la DGT tenía pendientes para su cobro por vía ejecutiva al cierre de 2015.

radar

El aumento se debe fundamentalmente a las multas por exceso de velocidad, que asciende al 60% del total del año pasado. Le sigue no abrocharse el cinturón de seguridad, utilizar el móvil al volante y conducir bajo los efectos de las drogas o el alcohol.

Echando un vistazo a la hemeroteca de El País observamos que en 2014 las denuncias impuestas a través de los radares instalados en las carreteras, representaron el 33% de las sanciones (entonces se recaudaron 392 millones de euros). En 2013 apenas suponía un 29,7%. En los primeros meses de 2015 la cifra comenzó a aumentar y ya suponía un 48%. EL año, como veíamos, cerró con un 60%.

Un dato interesante que aporta el auditor es que la DGT no cuenta con “un inventario completo de los bienes y derechos del organismo”, refiriéndose a “helicópteros y elementos adquiridos para la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil”, una división dependiente de la Jefatura de Tráfico que el año pasado contaba con 9.240 trabajadores.

Fuente: DGT

1 COMENTARIO

Deja una respuesta