En el Salón de Ginebra conocíamos al Rimac Concept One, un exclusivo superdeportivo eléctrico, del que solamente se fabricarán ocho unidades, movido por cuatro motores eléctricos que rinden en conjunto 1.088 CV de potencia, con un par máximo de 1.600 Nm.

Pues bien, a su lado, este superdeportivo croata (que costará más de 800.000 euros sin contar los impuestos) estaba muy bien acompañado por su versión de carreras, el Rimac Concept S, una versión con varias modificaciones para convertirlo en el terror de los circuitos. Sobre todo porque su mecánica eléctrica contará nada menos que con un megavatio de potencia, el equivalente a 1.384 CV y un descomunal par máximo de 1.800 Nm.

Rimac Concept S 2016 6

Como su hermano, el Rimac Concept S cuenta con cuatro motores eléctricos (uno por cada rueda), donde los dos traseros cuentan con su propia caja de cambios del tipo doble embrague y con dos relaciones. Gracias a ello se controla de una forma óptima su sistema de reparto de par, lo debería traducirse en un excelente comportamiento, al menos sobre el papel. Otras exquisiteces son las supensiones push-rod, completamente regulables, un potente equipo de frenos carbocerámicos, neumáticos Pirelli de competición…

En exterior, de un vistazo, vemos diversos aditivos aerodinámicos, como los deflectores delanteros, un difusor posterior de mayores dimensiones y sobre todo gracias a su imponente alerón posterior, que al igual que el resto de su carrocería está fabricado en fibra de carbono para rebajar el peso (debería ser más ligero que los 1.850 kg que anuncia el Rimac Concept One). El fabricante croata dice que gracias a estos aditivos gana un 34% de carga aerodinámica (en torno a 650 kg más).

Rimac Concept S 2016 interior 1

El habitáculo del Rimac Concept S rezuma deportividad. Los acabados de cuero pasan aquí a ser de Alcántara, que reviste desde el salpicadero a los asientos de fibra de carbono, el material utilizado en el resto del interior y que se deja entrever en algunas zonas del salpicadero y la consola. Los baquets de competición cuentan con arneses de cuatro puntos y la instrumentación digital es específica para esta versión y sólo muestra la información precisa.

La batería es la misma que emplea el Rimac Concept One con una capacidad de 82 kWh. Las prestaciones, alucinantes. Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 2,5 segundos, los 200 km/h en 5,6 segundos y los 300 km/h en sólo 13,1 segundos. Eso hace que sea más veloz que un Bugatti Chiron en las dos últimas mediciones y más rápido que un Koenigsegg Regera en las dos primeras. Su velocidad máxima se queda en 365 km/h, algo lejana de estos dos referentes de la hiperdeportividad. ¿Llegará a producción? Seguro que dependerá de las conversaciones que se hayan mantenido en el stand de Ginebra…

Fuente: Rimac
Galería de fotos:

Ver galeria (11 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta