Este coche parece más bien un juguete. Se trata del RimOno, un pequeño coche de origen japonés con carrocería de tela. Sí ¡de tela! Parece mentira que en la época en la que estamos que todo es máxima tecnología y vehículos de última generación aparezca este pequeño eléctrico de tela.

Creado por el diseñador Kota Nezu, el RimOno es un cuadriciclo con motor eléctrico de apenas 2,2 metros de largo que tiene capacidad para dos pasajeros viajando en tándem, uno tras otro. Su propulsor cuenta con una potencia de 6,7 CV, puede alcanzar los 45 km/h de velocidad máxima y su batería de iones de litio le dan una autonomía de 50 kilómetros.

RimOno (1)

Para la carrocería utiliza una tela que mezcla algodón y poliéster, que le permiten lograr una buena propiedad impermeable por que sino imaginaros cuando diluvie. Con un material como este no solo se reduce mucho el peso del vehículo, sino que se puede pensar en una serie de accesorios y partes intercambiables para diseñar el estilo del RimOno a tu gusto. ¡Tú diseñas tu coche!

El interior que muestra este prototipo es simple y el manejo de la dirección se realiza desde un manillar como de moto (sí, adiós al volante). El único elemento que se advierte como parte de su equipamiento es una tableta tipo iPad ubicada detrás del manillar. No tiene ni aire acondicionado, ni sistema de audio… más allá del propio iPad.

RimOno (4)

Este RimOno está aún en fase de desarrollo y habrá que esperar hasta el año que viene para ver si sale a la venta en el mercado japonés. Y esperan que para entonces pese menos de 200 kilos, una cifra inaudita en un coche eléctrico. A ver si lo consiguen.

Vía: Motorpasión
Galería de fotos:

Ver galeria (4 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta