Truman Capote lo denominó Non-fiction novel, que en español podríamos entender como la novela testimonio o reportaje novelado, pero las clasificaciones nunca gustan a todos. Lo cierto es que su libro A sangre fría inauguró un nuevo género a medio camino entre el reportaje y la novela, donde se relatan acontecimientos reales con técnicas narrativas traídas de la ficción y que es lo que ha hecho al controvertido periodista norteamericano pasar a la historia literaria del siglo XX. Y como tal, no podía faltar la versión cinematográfica de un hito así.

A sangre fría, el libro

El libro más conocido de Truman Capote fue durante casi una década una verdadera obsesión para el periodista. Y es que desde que en 1959 se produjo el brutal asesinato de toda la familia Clutter en la pequeña localidad de Holcomb de Kansas y hasta que el libro vio la luz en 1966, el novelista estuvo obsesivamente centrado en este caso.

A cambio nos regaló una obra inédita hasta el momento. Capote narra en tercera persona cómo ocurre el asesinato y la posterior huida de los asesinos en coche hasta llegar a México y su vuelta a Estados Unidos, hasta el día en que son sentenciados a muerte y ejecutados.

road_movie_a_sangre_fria2Para poder averiguar todos y cada uno de los detalles que nos cuenta en la novela, el periodista se trasladó a la localidad en numerosas ocasiones y hasta consiguió hablar con los asesinos, realizando así un trabajo de campo implacable que le aportó toda la información que ahora sabemos. Todos estos años de investigación y escritura han quedado también reflejados en otra película mucho más reciente, Capote (2005), protagonizada por el desaparecido Philip Seymour Hoffman, y que precisamente cuenta el making off del libro. 

A sangre fría, la película

FICHA TÉCNICA

Estreno 21 octubre 1968
Duración 2:14 horas
Directores Richard Brooks
Guión Richard Brooks
País Estados Unidos
Reparto  Robert Blake, Scott Wilson….
Más información: IMDB

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La película de la novela con mayor repercusión de la década de los sesenta se estrenó apenas dos años después de que los ejemplares llegaran a las librerías y se convirtiera en un éxito de ventas. Hollywood no podía perder un filón así. El encargado de llevar sus páginas al celuloide fue Richard Brooks, todo un veterano en este tipo de adaptaciones cinematográficas, que además de dirigir la película también fue el encargado del guión. Y no lo hizo nada mal, estuvo nominado a cuatro premios Óscar: Mejor película, Mejor Guión adaptado, Mejor banda sonora y Mejor Fotografía.

Se trata, en parte de una road movie rodada en blanco y negro que sigue a Dick y Perry, los dos delincuentes autores del múltiple asesinato de la familia Clutter en Holmob, Kansas, en parte el desarrollo de una investigación policial para atraparlos. Tal cual sucede en el libro de Capote. De hecho, la película de Brooks se caracteriza por su empeño de ser lo más fiel posible al relato del periodista norteamericano, pero transmitiendo la luz y la atmósfera visual que un libro solo nos aporta en nuestra imaginación. La verdad es que Brooks no lo pudo hacer mejor: pone cara y voz a los personajes de la película con una sobriedad que nos deja helados.

road_movie_a_sangre_fria3

Además, Brooks se decantó por elegir actores no conocidos por el gran público, en contra de la idea de Columbia de contratar a Paul Newman y Steve McQueen. Sin duda lo más inquietante es que la producción fue rodada en escenarios reales en los que ocurrieron los hechos. De hecho, sale la casa original donde los Clutter fueron asesinados y lugares en los que estuvieron los protagonistas. Incluso se utilizan personajes reales como Truman Capote, que  tiene su aparición actuando como el narrador de la película o la señora Sadie Truitt, encargada de recoger el correo que los trenes sin parada arrojan, y su hija Mirtle Clare, la responsable de la estafeta de correos de la zona.

Los coches

Poco se sabe de los vehículos que fueron utilizados durante el rodaje, más allá de los modelos que aparecen en las imágenes que delatan la falta de rigor con el tiempo en que sucedieron los acontecimientos y la época de los vehículo. Hay que tener en cuenta que los asesinatos se produjeron en 1959.

road_movie_a_sangre_fria5Aunque los prófugos Dick y Perry huyen y realizan su viaje a través de Estados Unidos en un Pontiac Star Chief convertible de 1955, la producción no tuvo excesivo cuidado a la hora de elegir el resto de coches. De hecho, si visitamos la página de la película en Internet Movie Cars Data Base, podemos echar un vistazo a todos los coches que aparecen. Comprobamos que aunque la mayoría son de los años cincuenta, si es habitual ver en segundo plano automóviles de bien entrada la década de los sesenta e, incluso, del mismo año de la realización de la película.

Aquí te dejamos el tráiler de la película.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta