A menudo la historia que se desarrolla en una road movie está abocada a quedarse en ese viaje. Como una etapa breve de la vida de los protagonistas, el viaje se convierte en sí mismo en una época para el recuerdo. Los protagonistas se liberan y descubren algo del mundo y de sí mismos que desconocían. Es lo que pasa en la española Vivir es fácil con los ojos cerrados, la recientemente estrenada Güeros o la mítica del género, Thelma & Louise.

Y es lo que pasa en la película de la que hablamos esta semana. ¿Qué clase de amistad se puede crear entre un preso prófugo y su rehén, un niño de seis años? Esta es la historia que nos cuenta en Un mundo perfecto un veterano de la dirección hoy, Clint Eastwood, pero quien a principios de los noventa estaba ganándose aún el respeto como realizador.

FICHA TÉCNICA

Estreno 1993
Duración 150 minutos
Directores Clint Eastwood
Guión John Lee Hancock
País Estados Unidos
Reparto Kevin Costner, Laura Dern,
Más información: IMDB

En Texas, año 1963, Burch emprende su huída de la cárcel de Huntsville junto a otro preso. Durante la fuga, el protagonista secuestra a Phillip, un niño de seis años que ha crecido en el seno de una familia conservadora.

Burch y Phillip entablan una relación especial en el trascurso de este viaje, que para el prófugo es la huída de la justicia y para Phillip el disfrute de una libertad que desconocía hasta ese momento. En su captura van el policía Red Garnett y la criminóloga Sally Gerber.

Un año después de triunfar con el guardaespaldas Kevin Costner se puso a las órdenes de Eastwood para interpretar al preso que protagoniza esta historia y que estaba diseñada para ser otro bombazo en taquilla. Sin embargo no triunfó entre el público pero se ganó a la crítica con una historia que habla de la esperanza y la infancia perdida y con uno de los mejores trabajos de Costner. El guión, escrita por un habitual de Eastwood, John Lee Hancock, consigue ser un relato emotivo e intenso que juega a ofrecer sentimientos encontrados.

Clint Eastwood

A PERFECT WORLD, from left: Kevin Costner, T.J. Lowther, 1993, © Warner Brothers

Tras Sin Perdón, estrenada en 1992, Clint Eastwood se ganó el respeto de la industria y su trabajo como director empezó a ganar relevancia. Un año después vino Un mundo perfecto y por la rapidez del rodaje y el bajo presupuesto nadie se esperaba que el film consiguiera convertirse en uno de los más aplaudidos de su filmografía y alzarse, para muchos, como una de las mejores películas norteamericanas de los años noventa.

Y eso que fue todo por casualidad. La película iba a ser dirigida en un principio por el amigo del director, un tal Steven Spielberg, e iba a ser protagonizada por Denzel Whasington. Sin embargo, el director de E.T el extraterrestre le cedió el proyecto a Eastwood y Warner impuso como protagonista a Kevin Costner, por la relevancia que tenía en ese momento y para evitar las obvias connotaciones raciales que tenía la historia en ese punto. No es la única vez que Spielberg le ofrece dirigir una película, de hecho la siguiente de su filmografía, Los puentes de Madison, es otra cesión del rey de la taquilla.

El coche

un_mundo_perfecto9El coche en el que emprenden la huída los presos junto al niño es un Chevrolet Bel Air de 1959 azul. Este modelo fue fabricado desde 1951 hasta 1981 y, en concreto, éste pertenece a la cuarta generación que salió solo un año después de la tercera. Se trataba de un coche completamente distinto que entraba en la gama media del fabricante, mientras que desde 1953 había formado parte de la gama alta. Este nuevo modelo incluía inyección de combustible, levas especiales y una relación de compresión baja.

No te pierdas el tráiler de la película.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta