El Toyota Prius es el coche híbrido con mayor difusión, sobre todo en países como Estados Unidos. Entre el año 2000 y el 2014 se matricularon 1,5 millones de unidades de este modelo en ese país y las previsiones es que las ventas no dejen de aumentar en el futuro, más ahora que la concienciación y la compra de los vehículos híbridos y eléctricos empiezan a despegar.

Pero no todo es tan positivo con respecto a la introducción del vehículo híbrido en el parque de vehículos. En Estados Unidos se ha disparado el robo de baterías de coches, en concreto las de este modelo, el Toyota Prius, y en concreto en la ciudad de San Francisco, donde los Prius son más populares entre los conductores, según informaban la semana pasada en ABC News.

¿Cómo lo hacen? Al parecer los ladrones han ideado un modus operandi que les permite llevarse la batería del coche en menos de 20 minutos: rompen la luneta trasera de los coches y acceden al maletero, que es donde se encuentran las baterías. A partir de ahí sólo les lleva unos minutos cortar los cables que conecta la batería con el sistema eléctrico y sacarla.

baterias Prius

Pero, ¿cuál es el motivo del de esta ola de robos? La teoría de la policía de la policía es que en este momento los Prius de primera generación están empezando a cumplir los 10 años y, por tanto, los dueños pierden la garantía de una década que Toyota aporta a los compradores de este híbrido.

Son éstos los que a partir de superar esta fecha los que tienen que acarrear con los gastos de cambiar la batería, que puede costar unos 3.000 dólares. Los cacos han visto ahí un nicho de mercado de baterías de segunda mano que puede crear un grave problema de seguridad para los conductores que se vean tentados a comprar una batería más barata y robada.

Fuente: ABC News

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta