Aunque pueda parecer un clásico Porsche 911, en realidad no tiene nada que ver. Se trata del RUF CTR 2017, la última novedad que ha sido presentada en el Salón de Ginebra por el preparador alemán. Ya avisaron de que nos traerían algo sorprendente y lo cierto es que no han fallado a su promesa. Este ejemplar se inspira en el mítico CTR Yellow Bird de 1987, un modelo que alcanzaba los 340 km/h y fue de los más rápidos de su época.

Esta nueva reinterpretación ha sido hecha completamente desde cero. Y eso significa que ni siquiera ha utilizado el chasis de ningún modelo conocido. Emplea un nuevo monocasco de fibra de carbono, el primero de este tipo que permite colocar el motor en posición trasera, como en el 911 original. Sobre él va montada una carrocería también de carbono, llantas de 19 pulgadas monotuerca y una jaula de seguridad hecha de acero.

Gracias a todos estos elementos que emplean materiales ligeros, el RUF CTR 2017 tiene un peso de unos 1.200 kg. El motor sigue el mismo esquema que el Yellow Bird de los 80, es un seis cilindros bóxer de 3.6 litros que incorpora dos turbos para desarrollar una potencia de 710 CV y 880 Nm. Está ligado a un cambio manual de seis velocidades y un diferencial autoblocante trasero. Con ello es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos y una velocidad punta por encima de los 362 km/h.

Para adecuarse a sus nuevas especificaciones, este CTR lleva unas suspensiones push-rod y unos frenos de discos carbocerámicos para poner algo de control a tanta potencia. Del interior no hay imágenes, pero se espera que sea igual de minimalista buscando el ahorro de peso. RUF ha dicho que solamente hará 30 unidades de este CTR y que la producción arrancará en 2018 en su planta de Pfaffenhausen. El precio es todavía una incógnita.

Fuente – RUF

Galería de fotos:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta