La industria del automóvil está compuesta por innumerables preparadores que modifican los coches de otros fabricantes. Este es el caso de Brabus (Mercedes), AC Schnitzer (BMW) o ABT (Audi, Volkswagen). Pero en algunas ocasiones, es el propio preparador quien diseña su propio modelo sin la influencia de otros fabricantes. Eso es precisamente lo que ha hecho RUF con el nuevo superdeportivo que presentará en el Salón de Ginebra.

A lo largo de su historia, RUF ha sido reconocido por acentuar la deportividad de los vehículos de Porsche. Pero esta semana revelará en Ginebra un superdeportivo completamente nuevo y basado en su propio chasis.

El preparador alemán no ha dado muchos detalles sobre su nuevo modelo. Lo único que sabemos a ciencia cierta es que montará un monocasco de fibra de carbono similar al que utilizan los coches de Formula 1 o los superdeportivos más prestacionales del mercado. Aunque solo sean especulaciones, el nuevo superdeportivo de RUF podría utilizar un propulsor de seis cilindros bóxer de Porsche.

En anteriores ocasiones, el preparador alemán ya demostró su habilidad para sacar el máximo rendimiento a los motores de la firma de Zuffenhausen. El preparador alemán suministró, por ejemplo, la unidad de potencia de 770 CV para el Lykan HyperSport o el propulsor de 900 CV del Fenyr SuperSport.

El preparador alemán asegura que su nuevo superdeportivo revivirá el espíritu del Yellowbird de 1987, un icónico modelo basado en el Porsche 911. Esta versión también denominada RUF CTR recibió tantas modificaciones respecto al modelo estándar que llegaba a alcanzar los 340 km/h, una cifra que lo situaba como el superdeportivo más rápido de su época.

Galería de fotos:

Ver galeria (4 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta