“Curruwurst mit pomes. Ein Bier”. Con esta frase (y no demasiados euros es posible sobrevivir en Berlín una temporada”. Las salchichas con salsa y curry son una de las comidas callejeras más populares y en cualquier esquina del Mitte, Kreuzburg (por citar dos de los barrios más turísticos), es fácil hacerse con una.

Lo que no sabíamos es que también en los centros de trabajo alemanes son muy solicitadas. Muchísimo. Y el dato que ofrece Volkswagen es clarividente. El año pasado vendieron nada menos que 7,2 millones de salchichas en todo el mundo, incrementando la venta respecto a 2014 en un millón más de unidades vendidas.

Original Wolkswagen Currywurst 02

Y es que el gigante alemán tienen su propia marca de salchichas, Original Volkswagen Part, fabricadas en la planta de Wolfsburgo, sede central de la empresa automovilística alemana, desde 1973. Son un símbolo tan de Volkswagen como el Golf, que nació en 1974. Las Volkswagen Currywurst se vende en las cantinas de la compañía (al parecer son muy demandadas tras los turnos de noche) y tienen fama de estar deliciosas.

La noticia está en que las salchichas de Volkwsagen se venden ya mejor que los coches de la marca. En 2015 Volkswagen vendió en todo el mundo 5,82 millones de vehículos. La ralentización de los mercados emergentes (Sudamérica, Rusia y China, donde las ventas se desplomaron un 4,6%), más la guinda que supuso el escándalo #diéselgate en el último trimestre del año hicieron que no pudiese superar a Toyota en el ranking de ventas mundiales. Y todo por las caidas de la marca matriz, Volkswagen, que ha iniciado el año con un desplome de ventas similar en mercados tan importantes como Alemania.

Original Wolkswagen Currywurst 03

Mientras tanto, las las ventas de Volkswagen currywurst siguen aumentando, tanto en las centrales locales como en países extranjeros como China, según aseguraba Leslie Bothge, un portavoz de VW a la emisora NBC News. No es de extrañar que inviertan en I+D en este sector. Y es que a las tradicionales (con salsa de tomate picante y curry) se añadió luego la versión más picante Heaven and Hell y, más recientemente, un currywurst vegetariano. Son tan populares que algunos concesionarios de automóviles ofrecen a los clientes paquetes de Volkswagen Bratwurst en lugar de flores, cuando adquieren un nuevo coche.

En 2013 Volkswagen llegó incluso a producir un vídeo de animación alabando este alimento, coincidiendo con su certificación de la UE como producto derivado del cerdo. El vídeo cuenta cómo las salchichas son ahumadas con madera de haya… pero en este caso no hay datos de emisiones:

Vía: CBN

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta