El SEAT Altea está disponible con cuatro motores de gasolina y tres Diesel. Los primeros son 1.4 de 85 CV, 1.6 de 102 CV, 1.4 TSI de 125 CV y 1.8 TSI de 160 CV. Los de gasoil son 1.9 TDI de 105 CV, 2.0 TDI de 140 CV y 2.0 TDI de 170 CV. El Altea XL es una versión que se caracteriza por ser más grande y el Freetrack es la que tiene ciertos aspectos todoterreno.

SEAT Altea
SEAT Altea

Se trata de un monovolumen muy agradable de conducir. Eso es porque es muy estable, ágil y dinámico. Si le sumas el buen puesto de conducción que tiene, casi tendrás la sensación de viajar en un turismo como cualquier otro. Muy recomendable es el cambio automático DSG ya que los cambios de marcha se hacen suavemente y con rapidez.

El Altea es un vehículo espacioso que tiene un maletero de 409 litros de capacidad. Si necesitamos más amplitud, los asientos traseros pueden desplazarse longitudinalmente para ganar unos centímetros. Es muy funcional y podemos meter todo tipo de bultos con lo que sólo en ocasiones contadas necesitaremos desplazar los asientos.

Este SEAT viene bien equipado de serie: ABS, control de tracción (TCS), control de estabilidad (ESP), retrovisores exteriores calefactados, servofreno de emergencia (EBA), asientos delanteros con ajuste en altura, asientos traseros deslizantes, radio lector de CD y kit reparapinchazos. Los acabados disponibles son el Emoción, Reference, Style, y Sport.

La gama de elementos opcionales para el Altea tiene elementos como conexión Bluetooth, control de crucero, lavafaros, retrovisores exteriores plegables eléctricamente, faros de xenón para cortas y largas con luz diurna, faros antiniebla con función de alumbrado lateral, sistema de ayuda al arranque en pendientes,  sensores de aparcamiento delanteros y traseros, asientos delanteros con calefacción, puerto USB, retrovisor interior antideslumbramiento y techo eléctrico entre otras cosas.

La versión XL del Altea se caracteriza por ser todavía más grande que la normal. Es más largo y su maletero tiene más capacidad. Las plazas traseras también se han visto beneficiadas en este nuevo diseño y ganan espacio. Esta versión destaca por su precio y por el equipamiento que tiene. También porque, dentro de los competidores, lleva motores de los más potentes.

Por último, el Altea tiene también una versión que está pensada para poder circular fuera de carretera con ella. Es el Freetrack y tiene algunas diferencias como la altura libre sobre el suelo (es un poco mayor que la del Altea XL). También lleva protectores de plástico sin pintar y una versión con tracción a las cuatro ruedas. En carretera responde mejor que casi cualquier todoterreno ligero. Está disponible con dos motores diésel (2.0 TDI de 140 CV y de 170 CV) y uno gasolina (2.0 TSI de 211 CV).

Galería de fotos de la gama Altea:

Ver galeria (8 fotos)

2 COMENTARIOS

  1. En el Altea normal, no el XL, los asientos traseros no son desplazables y por tanto no podemos ampliar el maletero de 409 litros. (a mí es lo que me han dicho en todos los concesionarios y talleres en los que pregunté).

Deja una respuesta