Las distracciones son malas consejeras de la conducción. Y según los últimos estudios, el gran culpable del mayor aumento porcentual en los últimos 50 años de los accidentes por ellas es el uso del teléfono móvil.No sólo al volante, también para lso peatones. Según el British Medical Journal, el 98% de los accidentes en los que el peatón es culpable, por andar distraído, se asocia a emplear teléfonos móviles.

¿Cómo prevenir que los peatones dejen de estar absorvidos por el móvil, al menos mientras cruzan la calle? En un pueblo holandés, Bodegraven-Reeuwijk, el Ayutamiento lo intenta con unas bandas de luces LED colocadas en la acera, sincronizada con los semáforos para que los peatones que van con la cabeza inclinada mirando sus pantallas, puedan ver la luz roja o verde.

Ya conocíamos pruebas similares en la ciudad alemana de Ausburgo. Ahora se lleva a Holanda este + Light Line (línea de luz), en referencia a la línea de luz que se instala en el suelo, basada en LED que cambian de verde a rojo para indicar que no es seguro seguir caminando.

semaforo-holanda-peatones-movil

Si el semáforo está en rojo, pero verde para los peatones y está a punto de cambiar de color, la línea de luz parpadea para avisar a los peatones. “Se presta cada vez más atención a las redes sociales, los juegos, WhatsApp, la música, y cada vez menos al tráfico. Probablemente no podemos cambiar esta tendencia, pero sí podemos anticiparnos”, declaró el concejal Kees Oksam a AFP.

Si la prueba piloto en Bodegraven funciona, la empresa que fabrica estos semáforos en el suelo, HIG Traffic Systems, espera que se extienda a otras localidades del país. También estudiarán instalar las luces en la red de carriles bicis, ya que los móviles ya provocan el 20% de los accidentes. También hay voces críticas, ya que se realiza una inversión (no es barato el invento) para “premiar el mal comportamiento” (y no les falta razón).

En este vídeo puedes ver cómo funciona el sistema, que desde luego es más eficaz de noche (a plena luza del día no se ve demasiado la luz):

Vía: The Guardian

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta