Los coches antiguos, al igual que nuestros abuelos, siempre guardan historias fascinantes que contar. Ya en 1927 Clärenore Stinnes fue la primera mujer en dar la vuelta al mundo subida en su Adler Standard. Nueve años después, tuvo lugar la expedición de un Skoda Rapid 1,4 SV, que recorrió 27.700 kilómetros en 97 días. Una aventura alrededor del mundo que comenzó en Checoslovaquia el 25 de abril de 1936 y terminó el 1 de agosto, en el mismo lugar, tras haber recorrido 15 países y tres continentes: Europa, Asia y América del Norte.

Fueron el empresario checo Břetislav Jan Procházka y su copiloto Jindřich Kubias quienes se las arreglaron para conducir 630 kilómetros al día, demostrando la excepcional robustez de este clásico. Durante su aventura el dúo depositó su confianza en los 30 CV de potencia del Skoda, el propulsor 1.4 de gasolina y los frenos hidráulicos de los que disponía. Parece que fue la decisión correcta a pesar del estado de las carreteras en la segunda década de los 30. Como no podía ser de otra forma, tuvieron que pasar 53 días en barco y 44 al volante.

skoda_rapid-1935-38_r1

Procházka y Kubias condujeron a través de Alemania, Polonia, Lituania y Latvia y continuaron hasta la antigua Unión Soviética. En su camino desde Moscú a Baku, Azerbaiyán, el Skoda Rapid se tomó un día de descanso en la ciudad rusa de Kaluga. Es allí precisamente donde el nieto de este aventurero tiene su planta de ensamblaje.

Tras navegar por el Mar Caspio, el antepasado del actual Skoda Rapid cruzó Irán, donde los pilotos tuvieron que hacer frente a una tormenta de arena, haciéndoles perder un tiempo muy valioso que debían utilizar para coger el ferry desde India hasta Sri Lanka.

Pero cubriendo los kilómetros que les faltaban para lograrlo en tiempo récord, lo consiguieron. Hasta completar su viaje, pasaron por Malasia, Singapur, Japón, Honolulu, San Francisco, Nueva York, Francia y Nuremberg. Durante la asombrosa hazaña se consumieron un total de 2.820 litros de gasolina. Los imparables Procházka y Kubias alcanzaron su récord cuando recorrieron 1.000 kilómetros en un sólo día.

Otras aventuras legendarias

A principios de 1934 otra inimaginable expedición a lomos de una Skoda Popular se llevó a cabo desde Praga a Calcuta en un viaje de 15.000 km. También memorable fue el viaje que emprendieron František Alexander Elstner y su mujer Eva en 1936. Se las ingeniaron para recorrer 25.000 km a través de Estados Unidos, México, España con un Skoda Popular de 21 CV. Dos años después, la pareja condujo otro Skoda, durante 6.000 kilómetros a través de Argentina en tan sólo 12 días.

En junio de 1936, Stanislav Škulina y su mujer María se embarcaron en un viaje por África en el que recorrieron alrededor de 52.000 km desde Dakar hasta el ecuador del continente, pasando por Johannesburgo, Cabo de Buena Esperanza y volviendo de vuelta a Praga vía Egipto, donde llegaron junto a su Skoda en mayo de 1938.

Skoda Rapid Africa

¿Te imaginas vivir una aventura así sin la tecnología ni las infraestructuras de hoy en día? ¿Sobreviviríamos?

Fuente: Skoda

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta