El próximo día 3 de marzo abre sus puertas el Salón del Automóvil de Ginebra 2016 y allí tendrá lugar la presentación de un prototipo que avanza las líneas del primer SUV de la marca, el Skoda Visión S. Los checos se lanzan al segmento de mayor crecimiento y este todocamino, que podría acabarse llamando Kodiak, podrá equipar tres filas de asientos de dos plazas cada una. Se prevé que llegue al mercado en 2017, posiblemente para sustituir al Skoda Yeti 2014.

El Skoda Vision S supone la introducción del lenguaje de diseño inaugurado con el Vision C al segmento de los SUV. Destaca por unas líneas bien definidas y precisas que incrementan la elegancia. Las superficies contorneadas de su lateral juegan con las luces y las sombras creando así un efecto increíble que llama la atención gracias a su color Verde Island.

La carrocería tiene unas medidas bastante aceptables aunque probablemente cuando salga al mercado se verán reducidas ligeramente. El prototipo que acudirá al Salón de Ginebra tendrá una distancia entre ejes de 2,79 metros, una longitud de 4,70 metros, una anchura de 1,91 metros y una altura de 1,68 metros. Estas medidas están por encima de la medida del segmento de los SUV compactos. Por situarte, su hermano alemán, el Volkswagen Tiguan 2016, tiene mide 4,48 metros de largo y 1,83 de ancho.Skoda Vision S Concept 2016 02

La firma checa ha optado por equipar a este prototipo una variante híbrida enchufable, que combina el motor gasolina 1,4 TSI que desarrolla 156 CV y 250 Nm de par máxima con dos motores eléctricos, uno de 54 CV que transmite su fuerza al eje delantero, y otro de 114 CV que envía su fuerza a las ruedas traseras. De este modo se puede decir que el Skoda Vision S contará con un sistema de tracción total inteligente, que trabajará de forma independiente en cada eje, para otorgar al conductor distintos modos de conducción.

La mecánica tendrá una potencia combinada de 225 CV y estará asociada a una caja de cambios automática DSG de 6 velocidades. Gracias a esa potencia el Skoda Vision S alcanzará una velocidad máxima cercana a los 200 km/h y acelerará de 0 a 100 km/h en 7,4 segundos. Los motores eléctricos, se alimentan de una batería de iones de litio ubicada en el eje delantero con 12,4 kWh de capacidad, que le otorgarían una autonomía en modo eléctrico de 50 km, que llegan hasta 1.000 km contando con el depósito de gasolina

Fuente: Skoda
Galería de fotos:

Ver galeria (2 fotos)