Suenan tambores de guerra en Volfsburgo. Imagina que tienes un restaurante y un cliente que llena a diario uno de tus mayores comedores con sus empleados. Y, de repente, te enteras de que se había ido construyendo, un par de calles más abajo, un local donde él se lo guisa y se lo come él solo.

Pues, exactamente eso ha ocurrio con Deutsche Post, una de las más grandes empresas de paquetería del mundo (integra a DHL, que seguro que te suena). Emplea multitud de vehículos comerciales para sus envíos, fundamentalmente la Volkswagen Caddy. Llevaba un tiempo probando furgonetas eléctricas y no parecían convencerle demasiado, ya que acaba de presentar StreetScooter, una furgoneta 100% eléctrica.

StreetScooter furgoneta electrica Deustche Post - 6

El comercio de paquetería crece a ritmos gigantescos año tras año desde que la venta por Internet ha implosionado. En Deutsche Post hicieron sus cuenta y vieron que necesitaban un vehículo eléctrico. Tras contactar con las empresas automovilísticas y ver que ninguna le daba lo que necesitaba (en el apartado técnico y económico) decidieron desarrollarlo ellos mismos.

Suena a locura, pero no lo es tanto. Los responsables de Deutsche Post se dieron cuenta de que los coches hoy en día los hacen los proveedores, más que los fabricantes. Si en los años 80 del siglo pasado ellos fabricaban un 45% de las piezas, ahora apenas llegan a un 20%. El resto se externaliza. Un ejemplo: el el motor es de Bosch y los faros de Hella. Y luego hay una ventaja adicional: los vehículos eléctricos solamente requieren un 10% de la mano de obra para el montaje comparado con un vehículos convencional, debido a la simplicidad de un tren de transmisión eléctrica.

StreetScooter furgoneta electrica Deustche Post - 3

“No producimos un solo componente nosotros mismos”, dicen ufanos desde DHL. Este sistema de fabricación ya lo emplea Google en sus coches sin conductor. Gracias a un software realizado por PTC es posible conectar una red de 80 proveedores para diseñar, construir y probar nuevos vehículos sin necesidad de contratar a miles de personas o invertir millonadas en fábricas y equipo. No es algo supernovedoso, lo emplean el 90% de los 50 mayores fabricantes de automoviles hoy en día.

Pero aún hay más. La furgoneta podría ser de “código abierto”, como por ejemplo el software que empleamos para contarte esto. De igual modo que alguien crea un plugin,esto abriría la posibilidad de modificaciones a propuesta de otras personas. Los analistas aseguran que Deutsche Post ha puesto de manifiesto las deficiencias de la industria del motor. “Han abierto un nuevo camino, uno que los fabricantes de automóviles convencionales no han visto porque están demasiado atados por sus propios procesos”.

StreetScooter furgoneta electrica Deustche Post - 2

¿Entiendes ahora por qué el presidente ejecutivo de Volkswagen, Matthias Mueller, decía a Reuters que estaba “molesto”? Perder a uno de sus mejores clientes, que además podría pasar a ser rival… Dice además que Volkswagen no fue contactado en esa ronda de contactos, pero desde Deutsche Post dicen que eligieron seguir este camino a medida que la Industria tradicional rechazaba sus requerimientos.

La StreetScooter es eminentemente un vehículo práctico y duradero, pensado para soprotar 16 años de trabajos continuados (las puertas se han pensado para que se abran y cierren 200 veces al día). Deben poder usarse seis días a la semana. Con su motor eléctrico de origen Bosch con 41 CV de potencia alcanza 80 km/h de velocidad máxima y puede cargar de 650 a 1.000 kg. Las baterías de ión-litio de 20,4 kWh pueden recargarse en un enchufe convencional en 7 horas (al 80% en 4,5) y le confieren una autonomía de entre 50 y 80 km. Suficiente para un reparto en una zona urbana y 10 horas de jornada.

Deutsche Post ya cuenta con 1.000 furgonetas eléctricas amarillas en circulación. La producción piensa crecer hasta los 5.000 vehículos al año, pero podrían doblarlo fácilemente, tan sólo añadiendo un turno. Por ahora preetenden solamente ir sustituyendo sus Volkswagen Caddy, no un vehículo para vender a particulares o empresas… pero antes de final de año decidirán si dan el paso y comienzan a competir directamente con otros fabricantes. ¿Podríamos estar ante el principio de cambios radicales en la tecnología de fabricación que invertan el orden establecido en la industria automotriz?

Vía: Reuters
Galería de fotos:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta