Si oyes a menudo conversaciones sobre coches actuales, en numerosas ocasiones sale a relucir una frase hecha: “todos los coches son iguales”. Hay buena parte de razón en esa aseveración. Los fabricantes se han unido en grupos industriales enormes y coches de marcas muy variopintas comparten nunerosos elementos para poder cumplir con las diferentes leyes y normativas de seguidad de difwerentes partes del blobo. Sin embargo, todavía quedan reductos que demuestran que hacer las cosas de otro modo es posible. Y uno de ellos es Subaru.

Por nuestra sección de pruebas han pasado todos los coches de su gama y hemos podido comprobar cómo la marca japonesa logra unir dos conceptos que en principio podrían parecer antagónicos: la diversión al volante y la seguridad. Lo han conseguido con tecnologías que no se ven a simple vista. Por eso es muy importante saber qué se encuentra bajo la carrocería de cada coche. Así es posible valorar mejor el comportamiento dinámico del mismo, sobre todo en condiciones difíciles, las más peligrosas.

Motor bóxer

Motor boxer Subaru

Solamente hay dos grandes fabricantes actualmente en el mundo que fabrican motores bóxer. Uno es Porsche, que heredó esta tecnología de Ferdinand Porsche, que supervisó la creación de Josef Kales y Xavier Reimpiess que movería al Beetle original de 1938 hasta 2003… y a muchos deportivos de la firma Stuttgart.

El otro es Subaru. Los japoneses supieron ver muy pronto las ventajas de colocar los pistones horizontalmente opuestos 180 grados. Llevan 50 años ya fabricándolos, desde que comenzaron con el Subaru 1000, allá por 1966 Es un motor más sencillo y robusto (de ahí su fiabilidad) sobre todo en condiciones climáticas adversas, además de más ligero y compacto, con los pesos mejor distribuidos, lo que redunda en un mejor comportamiento dinámico.

Su peculiar forma consigue también un centro de gravedad más bajo, que consigue un mayor agarre y estabilidad del coche. Y todo ello con mayor confort, ya que los movimientos opuestos de los pistones interaccionan unos con otros, consiguiendo reducir de manera natural las vibraciones. Además, mejora la seguridad en impactos, ya que como puede diseñarse el chasis de manera diferente, absorve de forma más eficaz la energía si se produjese una colisión frontal. Puedes verlo en este vídeo:

Control dinámico de chasis

Por más que un coche sea lo más equilibrado, ligero y tenga un gran agarre, en el fondo, su único contacto con el suelo serán cuatro pequeños espacio de neumático. Así que, cuanto más tiempo las ruedas pisen en firme, más placentera y segura será la conducción.

Subaru Levorg prueba 2016 031

La respuesta tecnológica de Subaru es contar con chasis que rindan mucho más que sus potentes motores. Gracias al DC3 (control dinámico del chasis) se consiguen absorber las imperfecciones del terreno sin que se pierda el control del coche… ni restar demasiada comodidad o espacio. Es también muy eficaz el sistema de control de la dinámica del vehículo (VDC). Gracias a unos sensores, si al tomar una curva se acerca uno a los límites de estabilidad cambian varios parámetros (distribución del par en la tracción total, potencia del motor, frenos…) que ayudan a mantener la trayectoria.

Estructura reforzada en forma de anillo

Subaru presta especial atención a la seguridad activa, garantizando con sus tecnologías que el coche no sufra percances. Pero, en el caso de que eso suceda el coche debe demostrar de lo que es capaz. Desde hace décadas realizan pruebas de choque con sus vehículos (construyeron para ello ya en 1965 una pista donde simular colisiones).

subaru-anillo-seguridad

A diferencia de otros fabricantes, que diseñan sus vehículos pensando en los test de impacto para obtener la mejor nota posible (como demostró el IHHS al crear pruebas con un menor solapamiento), los ingenieros de Subari son conscientes de que no todos los choques son iguales y crearon la estructura reforzada en forma de anillo, un diseño patentado por Subaru con forma de jaula que rodea a los pasajeros para protegerlos.

Ayuda también la posición del motor bóxer, que en una colisión frontal no llega a entrar en el habitáculo. Y como también hay que fabricar coches más ligeros para mantener emisiones a raya sin perder el tacto de la conducción divertida, el uso de aceros de alta resistencia es ya una obligación. Así te lo cuentan en vídeo:

 

1 COMENTARIO

  1. YO TENGO EL XV LINEARTRONIC. GASOLINA,AUTOM,TRACC.4×4, CON TODOS LOS EXTRAS Y AUTOMATISMOS…….VA COMO UN TIRO, SE AGARRA EN LAS CURVAS……VAMOS UNA PASADA PARA CONDUCIR

Deja una respuesta