El Volkswagen Beetle, el emblemático Escarabajo, fue resultado de un diseño de 1930 (con raíces checas y judías). Se vendió entre los años 1938 y 2003, lo que le dio el título con más tiempo de producción en la historia. Es también el pistoletazo de salida de Volkswagen (se trató del primer automóvil de la marca) y se construyeron y vendieron más de 21 millones de unidades en los 65 años que estuvo a la venta. En todo el tiempo que estuvo en producción, existieron varios intentos para modificar su estética. En este caso, hablaremos del Volkswagen EA 97/1.

Fue en 1950 cuando la firma alemana comenzó a investigar y desarrollar nuevos diseños que pudiesen ser los sucesores del Escarabajo. Llegaron a desarrollar modelos como el Volkswagen Type III, el Type IV y el Brasilia, entre otros. Modelos que se diseñaron con esta idea principal, que terminaron con una nomenclatura diferente. Todo hasta que apareció el Volkswagen Golf en los 70… y dejaron de tener este problema.

Volkswagen EA 97/1Este prototipo, denominado como Volkswagen EA 97/1, supuso uno de los mayores intentos por modernizar el Beetle. Se desarrolló en 1957 con la intención de darle un lavado de cara. Como podemos observar, el diseño es bastante atrevido, pero al mismo tiempo atractivo. Se le ensanchó el puente trasero y se le añadieron unas aletas más grandes, totalmente integradas a la carrocería en la parte delantera. En las traseras se nota un pequeño salto de cambio, que fluye hasta los faros traseros, denotando así un aspecto característico de las carrocerías de los años 50.

Por otro lado, el capó incluye una forma de campana en el centro del mismo, que si observamos discretamente, tiene un cierto parecido con el Porsche 356 de la época. Algo que le da un atractivo extra.

Aunque la línea no se desvió mucho finalmente, este prototipo es un unicornio para los apasionados del Volkswagen Beetle. De hecho no se suele conocer su existencia, pero es interesante conocer lo que podría haber sido el escarabajo de hoy en día si se hubiese tirado por esta línea.

Vía: Jalopnik

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta