Volkswagen lanzará un nuevo SUV pequeño a finales de 2018. Este modelo será fabricado sobre la misma plataforma que el Volkswagen Polo y estará inspirado en el prototipo Volkswagen T-Cross Breeze; un concepto que fue presentado hace ahora un año en el Salón de Ginebra.

El nuevo todocamino ofrecerá los propulsores gasolina y diésel de la nueva generación del Volkswagen Polo, sobre cuya plataforma (compartida con el Ibiza 2017 será construido). Dichos motores presentarán entre tres y cuatro cilindros, mientras que su potencia oscilará entre los 74 CV y los más de 200 CV. El nuevo todocamino será fabricado en la planta española de Volkswagen situada en Landaben Pamplona.

Adicionalmente, Volkswagen está desarrollando un tren de potencia híbrido para varios de sus modelos, entre los que se podría encontrar el nuevo SUV compacto de la marca. Este propulsor utilizará un motor eléctrico de 15 kW de potencia que irá ligado a una caja de cambios de doble embrague y siete relaciones. La unidad de potencia híbrida podrá recorrer hasta 4 kilómetros en modo completamente eléctrico y presentará una función “overboost que incrementará el rendimiento del vehículo durante las aceleraciones. Mas adelante, el fabricante alemán incrementará la autonomía eléctrica de este motor con el fin de reducir sus emisiones y aumentar su rendimiento.

A diferencia del concepto T Cross Breeze, que era descapotable, el nuevo SUV compacto utilizará un techo rígido y una carrocería de cinco puertas. Este modelo competirá directamente con el Renault Captur, el Opel Mokka y el Peugeot 2008, los dominadores actuales de una categoría donde muy pronto estará el Seat Arona.

Galería de fotos del Volkswagen T-Breeze Concept:

Ver galeria (15 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta