No hay dos sin tres. Tras el #diéselgate de Volkswagen y las manipulaciones de Mitsubishi, ahora es Suzuki quien reconoce haber medido en consumo de combustible de manera irregular. Se trata de un problema que afecta a 16 modelos comercializados en Japón desde 2010. A nada menos que 2,1 millones de unidades, pero, por lo confesado hasta ahora por la marca, no afecta a los datos finales de eficiencia energética.

Fue el Toshihiro Suzuki, presidente de la empresa nipona, quien desvelaba la noticia en una rueda de prensa convocada en el Ministerio de Transporte japonés. La empresa realizó una investigación interna, a petición de las autoridades de su país, tras conocer que Mitsubishi había falseado datos. Eso sí, al contrario que Mitsubishi, las irrgularidades de Suzuki “no afectan a los datos de consumo de combustible y no incluyen la manipulación de parámetros en las pruebas de eficiencia energética”, según indicó el directivo en la rueda de prensa.

Suzuki fabrica

El problema en esta ocasión es que las mediciones de consumo de combustible a la hora de homologar los vehículos que no se ajustaban totalmente a la legislación japonesa. Eso sí, piensan que no ha habido problemas en otros mercados, “ya que los automóviles exportados realizan las pruebas según las distintas reglas que exige cada autoridad, como en la India y en la Unión Europea”, aseguran Suzuki.

Las irregularidades afectan a ocho modelos de Kei cars (pequeños coches con motores de menos de 660 cc) y a otros ocho vehículos convencionales. Por suerte, tras detectar el error y realizar nuevas pruebas ha podido comprobarse que los registros finales sobre consumo de combustible y de emisiones de gases contaminantes no se alteraban. Quizá por esta razón, a pesar de que la Bolsa de Tokio penalizó a la empresa con una caída de un 15% en sus acciones cuando se conoció que iban a comparecer, tras la presentación del caso ya empezaban a remontar y se había reducido hasta un 9,36%.

Fuente: Auto News

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta