Hace tiempo ya decíamos que el coche autónomo de Google era su principal valor a medi-largo plazo. La tecnología de la conducción autónoma está todavía dando sus primeros pasos (deben resolverse varios interrogantes), pero tiene múltiples posibilidades. Y si eras de los que te preguntabas cuáles serían los planes de Google para sus coches autónomos que llegarían antes, puede que sea este.

Google acaba de registrar una patente para un nuevo modelo de negocio que ha llamado la atención a los analistas de Ars TecHnica, ya que  ofrecer transporte gratuito o con descuento a la ubicación de negocios de un anunciante.

Google patente taxi¿Transporte gratuito? El plan de negocio podría incluir, si bien no a corto plazo, sus vehículos autónomos, que ya han demostrado su pericia en Nevada (hace tiempo nos hacíamos eco de sus primeros 500.000 km sin accidentes y también vimos cómo un ciego podría ir al volante). La patente, llamada “Conversiones de transporte a medida al lugar físico del anunciante” se explica con esta descripción general:

La presente invención se refiere en general a organizar un transporte gratuito o con descuento a la ubicación del negocio de un anunciante. Más específicamente, la invención consiste en comparar automáticamente el costo del transporte y el beneficio potencial de una transacción completada mediante una serie de cálculos en tiempo real.

Desde luego, esto no significa en absoluto que el gigante de las búsquedas apueste por que sean sus taxis sin conductor quienes realicen el servicio de transporte. Pero, leyendo más pormenorizadamente los documentos de la patente, solicitada hace más de tres años, (la presentó el  11 de enero 2011), vemos más claramente la intención de Google. En un ejemplo vemos que, en el dispositivo del cliente, se muestran opciones a la hora de solicitar el tipo de transporte. Y en otro ejemplo, la opción de transporte seleccionado es un vehículo autónomo (en un tercer ejemplo, la opción de transporte seleccionado es un servicio de taxi).

Google patente taxi 2Google imagina un mundo en el que uno de los ganchos para que acudas a comprar sean los descuentos y un viaje gratis. Los anuncios podrían aparecer tanto en tu dispositivo móvil como en lugares físicos, como el poste que se puede ver en la patente. Después de tres años, el prototipo acaba de ser aprobado, el 14 de enero 2014.

Si todavía dudas de que todo esto no signifca que Google piensa utilizar sus vehículos sin conductor en el trasnporte, la patente aclara cualquier confusión. Y es que la compañía ha planeado incluso cómo sería la interacción del usuario con un coche vacío:

Si el servidor distribuye un vehículo autónomo, taxi o cualquier otro transporte hasta el cliente, se le podrá solicitar identificarse a sí mismo ante el vehículo o el conductor del vehículo antes de usar el transporte. Por ejemplo , el usuario puede tener que presentar su permiso de conducir, introducir su nombre de usuario y contraseña al entrar en el vehículo, o usar una tarjeta de RFID u otro elemento para proporcionar automáticamente su información de usuario. Una vez que el cliente ha sido identificado, el cliente podrá utilizar el transporte enviado para llegar a la ubicación de la empresa.

Hace tiempo ya avisábamos de que los coches sin conductor llegarán más pronto de lo que crees. Está por ver si los usuarios apostarán por esta idea de servicio de transporte personal gratuito (o con descuento) para acudir a determinados lugares de compra… Pero la idea tiene sentido, ya que permite lanzar una primera fase con taxis o cualquier otro servicio de transporte (el algoritmo calcularía cuál sería más económico) y, cuando los coches autónomos estén disponibles, dominar las calles como hoy hacen con Internet.

Fuente: BGR
Imágenes: Patente de Google

4 COMENTARIOS

Deja una respuesta