Aquel futuro lejano de coches voladores está más cerca de lo que pensamos. Desde hace un par de años, varias empresas ligadas a la automoción y a la aviación han experimentado con los primeros prototipos de coches voladores como es el caso del AeroMobil 3.0 de una start up eslovaca.

Este coche volador es una ejemplo de que este tipo de transporte ya es una realidad y ha dejado de ser un boceto o mera imaginación de sus creadores.

Terrafugia TF-X 02

La empresa estadounidense Terrafugia fundada en 2006, lleva años diseñando la combinación de volar y conducir de manera innovadora y práctica. El equipo acaba de presentar el último modelo llamado Terrafugia TF-X, llamado a ser el coche volador eléctrico definitivo.

Anteriormente, Terrafugia diseñó en 2007 el Transition, el primer coche volador de la compañía. Dos años más tarde, realizaron varios vuelos experimentales con buenos resultados.

Durante los siguientes años, diseñaron nuevas versión del Transition hasta que en 2013 comenzaron a trabajar sobre el nuevo modelo Terrafugia TF-X que pretende revolucionar el futuro del transporte de personas y ser la vanguardia de una nueva industria.

El Terrafugia TF-X cuenta con algunas mejoras en el diseño frente al Transition. La estética del coche es más delgada, capacidad para cuatro personas, alas desplegables y dos motores híbridos en las esquinas. Mientras que el Transition necesitaba una pista de despegue y aterrizaje, el nuevo Terrafugia TF-X se ha diseñado para despegar y aterrizar verticalmente.

tn_Terrafugia TF-X 08

El coche volador tendrá un ordenador de a bordo incorporado donde el conductor tan solo tendrá que introducir el destino y el propio Terrafugia TF-X volará con total autonomía aunque según cuentan sus creadores, el conductor siempre tendrá la última decisión sobre la ubicación del aterrizaje.

Los motores tienen una potencia de 300 CV que cambian de posición para facilitar el manejo. A la hora de volar, la nueva versión cuenta con unas hélices situadas en las esquinas de la parte superior de las alas.

La combinación de la potencia, el peso y la aerodinámica del Terrafugia TF-X proporcionan una velocidad de crucero de unos 320 km/h y una autonomía cerca de 800 kilómetros.

En tierra firme, el Terrafugia TF-X pliega las alas de manera rápida para convertirse en un coche cualquiera. De momento, solo se dispone de información, imágenes y un vídeo del prototipo facilitado por la compañía.

tn_Terrafugia TF-X 01

Terrafugia ha confirmado que realizará simulaciones de vuelo y probará su prototipo en el túnel del viento en el MIT para comprobar las fuerzas de fricción, elevación y empuje del Terrafugia TF-X.

La compañía seguirá desarrollando el nuevo coche volador durante los siguientes años y se espera que esté acabado para 2023.

En este vídeo puedes ver una animación del nuevo Terrafugia TF-X en funcionamiento:

Fuente: Terrafugia
Galería de fotos:

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta