Tesla Motors “siempre ha estado ligada a la sostenibilidad” y para ello no quiere conformarse con ofrecer al mundo vehículos eléctricos asequibles para todos. Busca el pack completo, busca darle una vuelta de tuerca a lo que en la actualidad es el modelo energético occidental, busca ser el líder indiscutible en cuanto a energías renovables se trata. Por ello, va a adquirir la el primer proveedor de energía solar de EE.UU, la compañía SolarCity, por 2.800 millones de dólares (unos 2.500 millones de euros al cambio).

Con esta operación los de Silicon Valley  conseguirán el engranaje que les faltaba. Y es que a las Tesla Powerwall (las baterías eléctricas de la marca para el hogar) y al nuevo Model X, se une el uso de los paneles solares para el autoconsumo que desarrolla SolarCity.

tesla_powerwall

“SolarCity es la mejor en la instalación de sistemas de paneles solares y la experiencia se traduce en la perfección para la instalación de Powerwalls y los sistemas de carga para vehículos Tesla”, explica la empresa. A lo que agregan: “creemos que las posibilidades para el producto, servicio y sinergias operacionales serían sustanciales”.

La cadena así comenzará y finalizará en la fábrica de Tesla. “Ahora es el momento de completar el cuadro”, explica la propia compañía. Con esta nueva acción Elon Musk se asegura que sus clientes sean los productores de la energía al contar con un sistema de almacenamiento, un sistema para producirlo y un producto que necesita dicha energía.

Tesla model s p85d 02

Este todo en uno que destierra la función de los intermediarios le ha supuesto al CEO de Tesla un hundimiento del 12% de las acciones de la compañía en la bolsa de Wall Street justo el día que se comunicó la noticia. Aunque por otra parte las de SolarCity se dispararon un 15%.

“Nuestra propuesta ofrece un valor razonable y conveniente para SolarCity y sus accionistas mientras que da a los mismos la oportunidad de recibir acciones comunes de Tesla a un tipo de canje de primera calidad y la oportunidad de participar en el éxito de la compañía a través de su participación en valores de Tesla”, detallan.

Lo curioso de esta compra es que el propio Elon Musk es el accionista mayoritario de SolarCity. Entonces la pregunta se antoja obligada, ¿por qué el CEO de PayPal, Tesla Motors, SpaceX, Hyperloop, OpenAl y SolarCity va a comprar su propia empresa? Según El Financiero hay tres posibles respuestas.

**SOLARCITY0412/Moore** Ed: **Business** Length: **Inches** With the installation and generation costs falling, Solar City, the largest solar company in the United States, is expanding to the Pittsburgh area. It’s starting residential sales April 11 and will have an operations center staffed with roughly 100 poeple in a few months. Executives cited untapped demand in Pittsburgh and a favorable regulatory environment in Pennsylvania.

El primer caso viene motivo por el desplome del 60% de las acciones de la compañía que dirige Lyndon Rive, primo de Musk, durante lo que llevamos de año. Esto supone que SolarCity no alcance los beneficios que habían estimado después de haber cambiado de rumbo al transformar su modelo de negocio para ofrecer préstamos a los propietarios que compren paneles solares para sus casas. Lo que podría haber llevado a Musk a protagonizar el rescate de su propia empresa.

La segunda casuística es el buen ojo que tiene para los negocios el propio Elon Misk, ya que al rondar ahora mismo las acciones de SolarCity sus precios más bajos, permitirían realizar una transacción muy suculenta. Lo que permitiría a Musk integrar a buen precio tres grandes empresas de energía limpia y convertirse así en líderes indiscutibles.

La tercera lectura es la más probable visto los retos que se marca Musk y la innegable capacidad que tiene para los negocios. Esta consistiría en unir los dos casos anteriores. Y es que lo del CEO de Tesla Motors no es de este planeta. No es de extrañar que busque también conquistar Marte con su compañía SpaceX.

Fuentes: Tesla Motors, El Financiero

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta