Hablábamos esta misma semana de cómo funcionaría el Volvo IntelliSafe, el piloto automático en los coches autónomos que Volvo pondrá a circular en Suecia en un par de años. Pues bien, se les han adelantado. Como no, Tesla, cuyo Model S que hayan sido fabricados a partir de septiembre de 2014 podrán circular y aparcar por si mismos.

Esta novedad ha llegado en primer lugar a Estados Unidos, mientra que los europeos y asiáticos tendrán que esperar una semana más. Será entonces cuando puedan actualizar el software de su Tesla Model S (la 7.0) y contar con el paquete de ayudas a la conducción que hace que funcione Autopilot. Este sistema precisa un radar y cámara de vídeo en el frontal, doce sensores ultrasónicos y asistencias eléctricas de la dirección y la frenada. En Estados Unidos el paquete Autopilot cuesta en torno a 3.000 dólares, pero hay clientes que ya lo habían adquirido con su coche en los últimos meses, cuando lo reservaron.

Tesla Autopilot 02

Autopilot, es capaz de girar, mantener el carril y la velocidad, adelantar, y aparcar, sin intervención del conductor. Eso sí, Elon Musk, director de la compañía, advirtió en la presentación del sistema que el conductor deberá permanecer atento al volante en todo momento.

Y es que el sistema se encuentra todavía en fase de pruebas, de ahí que no recomienden olvidarse totalmente del coche. “Con el tiempo, no habrá necesidad de llevar las manos en el volante, pero todavía es pronto”. Es por eso que, cuando el conductor retira su mano del volante, en el cuadro luminoso aparece un aviso luminoso para que vuelvan a tomar el control. Si la situación de conducción es más complicada, suena también una alerta sonora… Si el conductor tampoco hace caso de ella, entonces el coche reduce su velocidad hasta detenerse.

En este vídeo puedes ver qué se siente al conducir un coche “casi autónomo”. Se grabó durante la presentación del sistema a la prensa estadounidense:

Si lo piensas bien, el sistema no es más que un control de crucero adaptativo, que puede mantener el coche en su carril en carretera, o en atascos en ciudad. También es capaz de adelantar, con solo marcar el intermitente y el coche moverá solo el volante. Se trata de funciones que tienen otros coches, que inauguró el Mercedes Clase S 2013, que también pudo recorrer 100 km sin que el conductor actuase  en Alemania. (ver prueba). Para lograr un coche 100% autónomo  habrá que esperar un poco más.

Tres años, según nos dice Elon Musk costará subirse a un coche y que te lleve con apenas darle una orden sobre el destino al que quieres ir. Pero antes, hay que utilizar este sistema. Mucho. Y es que toda la flota de Tesla actúa como una red y así, cuando un coche aprende algo, todos lo aprenden. “A medida que más gente tenga el piloto automático, la información sobre la forma de conducir se irá cargando en la red. Cada conductor será un entrenador experto en cómo debería funcionar el piloto automático”, dice Musk. Así es como Tela pretende mejorar su cartografía, para que sea más completa que la proporcionada por un navegador.

Fuente: Tesla

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta