No hay quien pare a Tesla. Tras presentar el nuevo Tesla Model X 2016 y el esperadísimo Tesla Model 3, su vehículo más asequible, parecía que este año iba a ser parco en novedades. Pero vaya si las ha habido. Y de altura. Lanzan pocos modelos, pero todos especiales. Desde el lazamiento del Tesla Roadster en 2008 tan sólo hemos conocido el Tesla Model S, además de los citados que aún no conocemos en Europa.

Es precisamente en esta berlina eléctrica, que pudimos probar, la que vuelve a la carga con novedades que sitúan al nuevo Tesla Model S P100D como el coche eléctico más rápido del mundo, según presumen desde la marca.

Podíamos poner esto en duda, ya que para esta afirmación se basan en el dato de aceleración que es (de eso no cabe duda) realmente impresionante. Y es que anuncia nada menos que un 0 a 96 m/h en 2.5 segundos, con lo que haría el 0 a 100 km/h en unos 2,6 segundos. Sí, más veloz que un Porsche Turbo S (de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos). Una berlina.

Hay coches más rápidos. Se nos vienen a la mente el Ferrari La Ferrari, el Porsche 918 Spyder o el Bugatti Veyron (este último se ponía a 100 km/h en 2,49 segundos). Pero ya no se vende ninguno de estos modelos… y el futuro Bugatti Chiron todavía no está a la venta. Así que, en estos momentos sí, es el coche con la mejor aceleración del mundo.

Tesla Model S P100D 2016 02

El Tesla Model S P100D consigue esta cifra gracias a una nueva batería de 100 kWh (frente a los 60 kWh de la versión más básica, y los 90 kWh de la versión más rápida y potente que se vendía hasta ahora). Y ojo, que también se comercializará un Tesla Model X P100D, que se convertirá en uno de los SUV más rápidos y potentes.

La velocidad máxima se ha limitado a limitada a 250 km/h y esta nueva versión costará en Estados Unidos entre 134.500 dólares y 135.000 dólares. Los propietarios de un Tesla Model S P90D con Ludicrous Mode (novedad del Tesla Model S 2017, antes llamado Insane) podrán aumentar las baterías de su reserva a 100 kWh por 10.000 dólares adicionales si aún están esperando la reserva. Si ya disfrutan de él, su precio se eleva a 20.000 dólares (por el coste del montaje y reciclado de la antigua batería).

Pero más allá de que se trata de un rayo, nos parece más interesante todavía la autonomía que anuncia. Homologa en el sistema americano (más realista) más de 500 kilómetros, y 613 km en el ciclo europeo. El único pero es que recargar esa batería con tanta capacidad cuesta unas horas si no se dispone de un enchufe de alta tensión con corriente trifásica.

Fuente: Tesla

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta